miércoles, 21 de mayo de 2014

Nutrición Ortomolecular, entrevista


Nutrición Ortomolecular
Entrevista a Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Entrevista realizada por la periodista Chilena Jenny Navas
Santiago de Chile

¿Qué es la nutrición ortomolecular?
Es un modelo de nutrición cuyo propósito principal es mediante una dieta compuesta de alimentos naturales, de elevada calidad nutritiva, y en ocasiones dependiendo del caso, acompañada de complementos nutritivos, lograr una salud óptima, una larga vida libre de enfermedades, llena de vitalidad y exitosa.

La Nutrición Ortomolecular es un paradigma (modelo) de cuidado de la salud, edificado con principios y postulados científicamente fundamentados, dirigido a lograr una nutrición óptima y como consecuencia, una salud óptima.

Una de sus premisas primordiales es la certeza científica de que las células del cuerpo humano se encuentran dotadas de los mecanismos químicos y fisiológicos necesarios para mantenerse sanas y repararse a sí mismas, cuando su estructura y su maquinaria bioquímica ha sido dañada por el desgaste cotidiano y por otros diversos factores del medio ambiente.

Sin embargo, para lograr dicha la reparación, es necesario el abastecimiento de nutrientes esenciales, nutrientes accesorios y de otras biomoléculas en su forma estructural natural, biológicamente activa, siendo esta la única forma en la que funcionan como refacciones de precisión, capaces de acoplarse con perfección a la sofisticada y delicada maquinaria bioquímica de las células.

Es fundamental que las sustancias utilizadas como materias primas para el trabajo de mantenimiento y reparación celular se proporcionen en su forma estructural biológicamente activa, en cantidades y proporciones correctas, tal como se encuentran presentes en los alimentos naturales sin modificaciones industriales, de manera continua, todas a un mismo tiempo; siendo así afines y compatibles con el cuerpo humano, y logren acoplarse adecuadamente a las cadenas metabólicas celulares. Todo lo anterior implica que respecto a la nutrición debe cumplirse con un riguroso control de calidad, impuesto por la naturaleza, durante los millones de años de evolución.

Dicho abastecimiento deberá ser capaz de satisfacer tanto las necesidades normales, como las necesidades particulares y especiales de cada persona en lo individual, las cuales pueden ser distintas de acuerdo al principio de Individualidad Bioquímica, postulado por Roger J. Williams.

El contenido de nutrientes y de las demás biomoléculas de importancia vital, presentes en los alimentos naturales son capaces de satisfacer las necesidades de un amplio segmento de una población en general, aproximadamente un 50 % de una población determinada, pero no de todas las personas, ya que como ha demostrado por diversos investigadores, aproximadamente un 25 % de personas de una población dada, necesitan dosis ligeramente superiores a las raciones mínimas recomendadas, y un 25 % de esa misma población, tendrá por diversas razones, genéticas, epigenéticas, medioambientales y/o psicosociales, necesidades sumamente acrecentadas, bastante superiores a las raciones mínimas recomendadas, imposibles de ser satisfechas ni con la mejor alimentación, por lo que el 25 % restante, necesitará para tener una salud óptima, consumir complementos nutritivos.

Además, en distintas regiones del mundo, debido a los diferentes métodos de producción, transporte, almacenamiento e industrialización de los alimentos, los productos  comestibles, pueden ser o pobres, o sumamente pobres, o incluso completamente carentes de diversos nutrientes y micronutrientes esenciales, accesorios y de otras biomoléculas útiles para la conservación de la salud humana.

Todo lo anterior, hace necesario que además de una dieta compuesta de alimentos naturales, sin procesar, con una aceptable calidad nutritiva, una importante proporción de todas las personas, personas necesiten y se vean ampliamente beneficiados por el consumo rutinario de diversos complementos nutritivos.

Principio de Individualidad Bioquímica
Proveer a cada célula del cuerpo humano, de un microambiente molecularmente correcto para el mantenimiento de reparación de las células y tejidos, es el propósito fundamental de la nutrición ortomolecular. Pero para que el abastecimiento de nutrientes y de otras biomoléculas protectoras, sea individualmente correcto y adecuado, es primordial que se haga de acuerdo al Principio de Individualidad Bioquímica, postulado por Roger J. Williams. Según este principio cada persona tiene una especie de huella dactilar bioquímica que lo hace único, una individualidad bioquímica original y distinta a las demás, que le hace tener una necesidad única e individual de nutrientes, distinta a la necesidad de todas las demás personas, que de no satisfacerse, tarde o temprano conducirá a alguna enfermedad crónicodegenerativas definida como enfermedad genetotrófica.

Según ese principio de individualidad bioquímica, algunas personas pueden arreglárselas muy bien para mantenerse sanos, con las raciones diarias recomendadas (RDA) de nutrientes, que son las dosis mínimas para evitar una enfermedad carencial, pero otras personas ya sea por causas genéticas, epigenéticas, medioambientales o psicosociales, pueden tener necesidades acrecentadas, sumamente superiores a las recomendaciones mínimas, las que al no ser satisfechas, predispondrán o precipitaran diversas enfermedades crónicodegenerativas.

El paradigma ortomolecular considera que el cuerpo humano está hecho para vivir con pleno vigor y libre de enfermedades, hasta una edad aproximada a los 110 años. Sin embargo, la mayoría de la gente padece y sufre toda su vida una diversidad de molestias y de enfermedades que degradan su calidad de vida obstaculizan su desarrollo humano, y conducen a la mayoría de las personas a sufrir una muerte prematura. Actualmente, solo una de cada 10 mil personas llega a vivir cerca de los 100 años de edad, y solo una entre varios millones de personas llega a ser supercentenaria y alcanza los 110 años de edad. Y lo más grave es que la tasa de muertes prematuras a edades muy tempranas, incluso en deportistas de alto rendimiento, sigue en ascenso.

Con el modelo de nutrición convencional, la mayoría de las personas solo pueden lograr una nutrición promedio con un estado de salud promedio y sufrirán por lo tanto, un promedio de enfermedades. Pero el modelo de la nutrición ortomolecular, sostiene que el cuerpo humano está hecho para gozar de una salud óptima, la cual es superior a la salud promedio y que eso se logra solamente con una nutrición individualmente óptima.

Las cifras y los pronósticos estadísticos oficiales, muestran una continua y progresiva degradación de la salud física y mental, que empezó hace unos 150 años, cuando se inició la revolución industrial aplicada a la producción de los alimentos.

En la medida en que se fueron sustituyendo los alimentos y los platillos naturales y tradicionales, por alimentos elaborados con ingredientes refinados y aditivos químicos, en esa misma proporción con una relación directa y proporcional fueron apareciendo las enfermedades típicas de la civilización industrial, produciendo una progresiva decadencia física y mental del hombre.

Cada nueva generación de personas alimentadas con la típica dieta industrial occidentalizada, compuesta de productos alimenticios artificiales, elaborados con ingredientes refinados y aditivos químicos, ha ido aumentando la incidencia de enfermedades crónicodegenerativas y la predisposición a una muerte prematura, la cual se produce a una edad cada vez más temprana.

Siendo así que actualmente, jóvenes, adolescentes y niños padecen enfermedades que hasta hace unos 150 años, solo sufrían las personas de edad avanzada, luego a mediados del siglo XX, personas de mediana edad (50 años) y que ahora en este momento, afectan a personas de todas las edades, incluyendo jóvenes adolescentes y niños, produciendo la mayor transformación epidemiológica de toda la historia humana.

La epidemia de sobrepeso, obesidad y enfermedades crónicodegenerativas, especialmente diabetes, enfermedad cardiovascular, artritis, insuficiencia renal crónica, insuficiencia hepática (hígado graso no alcohólico), ciertos tipos de cáncer, así como un sinnúmero de enfermedades más, se ha extendido a todas las poblaciones del mundo, así como a todos los segmentos poblacionales.

Según un estudio prospectivo del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en ingles), las próximas generaciones sufrirán de una mayor incidencia de obesidad y enfermedades degenerativas relacionadas a un mal estado de nutrición, reduciendo su expectativa promedio de vida, los padres empezaran a enterrar a sus hijos, quienes morirán cada vez más jóvenes.

¿Cómo la definiría?
Como afirmé anteriormente, respondiendo en la respuesta a la pregunta anterior, el paradigma ortomolecular es un modelo de cuidado de la salud que busca lograr una nutrición óptima y por ende una salud óptima.

El vocablo ortomolecular, y los postulados en que se fundamenta el método, fueron acuñados por Linus Pauling en su primer artículo sobre psiquiatría ortomolecular titulado “Orthomolecular psychiatry”, publicado en la prestigiada revista Science, antes de que publicara su primer ensayo sobre la vitamina C titulado "Vitamina C y Catarro Común", publicado en 1970.

El concepto ortomolecular fue creado por Pauling para definir lo que el mismo llamo “una nueva y revolucionaria ciencia y arte de curar” (Pauling, Linus), cuya estrategia terapéutica consiste principalmente, en suministrar un terreno molecular óptimo a las células, tejidos y órganos del cuerpo humano. Lo que involucraría en primer lugar una alimentación saludable compuesta exclusivamente de alimentos naturales, integrales y cultivados o producidos con procedimientos biológicos (orgánicos), excluyendo todo tipo de “productos comestibles artificiales”, así como también una nutrición individualmente óptima, para lo cual muchas veces es necesaria la prescripción de nutrientes extras por medio de complementos nutritivos.

Etimológicamente hablando, el prefijo orto procedente del gr. orthós, significa: derecho, regular, correcto, recto y molecular es el adjetivo relativo a las moléculas, en este caso refiriendo a las biomoléculas (entre otras a los nutrientes) que de manera natural y habitualmente se encuentran presentes en los organismos vivos que nos sirven de alimento, que son afines a la estructura y fisiología de las células del cuerpo humano.

Ortomolecular es en consecuencia, un término que significa una idea fundamental: proporcionar al organismo humano la materia prima molecular correcta: como ya lo mencioné con anterioridad, las biomoléculas con una estructura y forma correctas, en cantidades y proporciones correctas, para lograr en los billones de células que componen los tejidos, órganos y aparatos, del cuerpo humano, un estado y funcionamiento fisiológico óptimo

Reiterando y recapitulando, el método ortomolecular consiste en proporcionar al cuerpo humano para el mantenimiento y la reparación celular, de manera individual, tomando en cuenta el principio de individualidad bioquímica, de cada persona, las biomoléculas necesarias, en las formas correctas, en las cantidades correctas y en las proporciones correctas.

En otras palabras, se trata de abastecer a cada una de los billones de células de cada persona de la materia prima que se necesita para lograr una buena reparación molecular. El cuerpo humano cuenta con los mecanismos adecuados de autoreparación y de autosanación natural, lo único que necesita es que se le dote de las biomoléculas naturales para lograrlo.

La filosofía del paradigma ortomolecular sostiene que es mejor trabajar en el mantenimiento y restauración de la salud, en equipo y de acuerdo con la naturaleza, que ir en contra de ella, prescribiendo moléculas extrañas a la naturaleza y al cuerpo humano como son el caso de las sustancias químicas sintéticas que utiliza la industria agrícola y ganadera, los aditivos químicos que utiliza la industria alimentaria, y los químicos sintéticos que utiliza la industria farmacéutica.

Las sustancias naturales incluyendo macronutrientes, y micronutrientes (vitaminas, minerales y oligoelementos), nutrientes accesorios como enzimas y coenzimas, fibras dietarias, prebióticos y probióticos y otras biomoléculas presentes en los alimentos naturales, son afines a la naturaleza del cuerpo humano, se amoldan y se incorporan perfectamente a la maquinaria bioquímica natural de las células, por lo que facilitan las transformaciones bioquímicas y las rutas metabólicas. Mientras que las sustancias artificiales de origen industrial, son ajenas a la naturaleza, incapaces de incorporarse a la maquinaria bioquímica de las células, lo cual entorpece y bloquea las rutas metabólicas, siendo muchas de dichas sustancias tóxicas y nocivas para la salud.


¿Cuáles son sus pilares básicos?

Los postulados científicos que fundamentan el paradigma ortomolecular son varios y diversos, pero los principales por su importancia son los siguientes.

1.- Principio de las biomoléculas. Por el cual es preciso utilizar para nutrir, mantener la salud y sanar, las sustancias que existen naturalmente en los alimentos y en el interior del cuerpo humano. Hablando de alimentos y de medicamentos, la naturaleza hace mejor las cosas que la industria humana. Es mejor trabajar en consenso con la naturaleza que en contra de ella.

2.- Principio de autoreparación y de sanación. El cuerpo humano tiene la capacidad de la autoreparación y la autosanación, solo necesita que se le abastezca de los materiales naturales adecuados.

3.- Principio de la dieta compuesta de alimentos naturales. La base principal de cualquier tratamiento es una dieta individualizada compuesta de alimentos naturales, lo menos procesados y/o cocinados posible.

4.- Principio de la dieta individualizada. No existe la dieta ideal para todos, no existe una dieta estándar para todas las personas. No existe una dieta correcta aplicable por igual a todas las personas.

5.- Principio de individualidad bioquímica (de Roger Williams). Para la prescripción e dietas y tratamientos es preciso tener en consideración el principio de individualidad bioquímica.

6.- Principio de la sinergia de nutrientes. Existen más de 50 nutrientes esenciales (indispensables) y otros tantos accesorios, no esenciales (dispensables), pero la mayoría de ellos deben estar presentes en las formas, las cantidades y las proporciones correcta a un mismo tiempo, para lograr una eficiencia metabólica óptima.

¿En qué se diferencia la nutrición ortomolecular en relación a otras variantes como la nutrición relacionada con los grupos sanguíneos/dieta del genotipo?
El Dr. Peter J. D’Adamo creador primero de la dieta de los grupos sanguíneos, y posteriormente de la dieta del genotipo, agrupa a las personas según su tipo de sangre, o según su genotipo y establece una dieta estandarizada para cada grupo, sin tomar en cuenta ni la individualidad bioquímica, ni los distintos grados de adaptación epigenética que han tenido diversas poblaciones del mundo.

La nutrición ortomolecular se fundamentada en el principio de individualidad bioquímica y sostiene que no se pueden estandarizar las dietas o los tratamientos nutricionales ni para una población en general, ni para grupos de personas con un tipo de sangre o de genotipo especifico, porque cada persona es bioquímicamente distinta a todas las demás y por lo tanto sus necesidades nutricionales son diferentes. Roger J. Williams demostró que incluso dos gemelos genéticamente idénticos, pueden tener una individualidad biológica distinta, moldeada por diversos factores y variables genéticas y ambientales, y por lo tanto, pueden tener necesidades de nutrientes muy diferentes entre los dos. El paradigma ortomolecular sostiene que algunas personas, independientemente de su tipo de sangre, pueden tener necesidades sumamente elevadas de algunos nutrientes para poder gozar de una salud optima; y de no satisfacer cada persona esa necesidad individualmente acrecentada, irremediablemente se deteriorara la salud y se enfermará.

¿Cómo puede la nutrición ortomolecular ayudar a combatir la epidemia del sobrepeso/obesidad y otras enfermedades crónico-degenerativas?

El hombre moderno tiene el código genético y la maquinaria biológica, química y hormonal del hombre de la era paleolítica, pero se encuentra viviendo inmerso en un mundo extraño y ajeno a sus genes. En la biosfera se vierten todos los días millones de toneladas de sustancias químicas extrañas a la naturaleza que hasta hace poco tiempo no existían. Muchas sustancias presentes en la polución del medio ambiente destruyen nutrientes o acrecientan sus necesidades y producen efectos de disruptores hormonales, son obesogénicas y diabetogénicas. Vivimos en un mundo molecularmente incorrecto y contrario a nuestros genes.

Nuestros alimentos, han sido molecularmente alterados, conteniendo ingredientes artificiales y macronutrientes en forma, cantidades y proporciones que no existen en la naturaleza, y a su vez han sido despojados de la mayoría de sus micronutrientes (vitaminas, minerales y oligoelementos), nutrientes accesorios, fotoquímicos, fibras, enzimas y coenzimas; se ha incorporado a los alimentos industrializados, una gran cantidad y variedad de sustancias químicas artificiales, residuos de la industria agroquímica, y un sinnúmero de aditivos químicos. Haciendo con todo ellos a nuestros alimentos molecularmente incorrectos, incapaces de sostener la salud. Se dice que le epidemia de enfermedades modernas son un síndrome de inadaptación a la dieta de origen industrial, y por ello serian un subproducto de la civilización industrial.

Por lo tanto, la solución a la epidemia de enfermedades crónicodegenerativas es muy simple, por una parte, retornar a la naturaleza y comer como lo hacían nuestros ancestros, y por otra parte procurar satisfacer el requerimiento de algunos nutrientes específicos, cuya necesidad individual sea superior a las raciones mínimas recomendadas.

Por otra parte, es muy importante y de vital importancia el cuidado del medio ambiente en general, así como del entorno inmediato de cada persona en lo individual, en su hogar, en su trabajo y en todas las partes en donde uno se desenvuelve cotidianamente.

Cuidar la naturaleza, retornar a la naturaleza en todos los aspectos de la vida es así, el antídoto más efectivo que existe contra la epidemia de sobrepeso, obesidad y las demás enfermedades de la civilización.

¿Puede hablarnos de algún caso clínico relevante que se haya mejorado significativamente gracias a la terapia de la nutrición ortomolecular?

Cuento con innumerables ejemplos clínicamente fundamentados y documentados en sus respectivos expedientes. Pero uno entre muchísimos ejemplos, es el de un paciente varón de 50 años de edad, que acudió a consulta hace dos años porque deseaba bajar de peso y encontrar la forma de reducir la administración de insulina pues estaba gastando mucho dinero en adquirirla.

En su interrogatorio, el paciente se describió a si mismo de la siguiente manera: “Tengo problemas de andropausia, me siento decepcionado, deprimido, culpable, con sentimientos encontrados… Con fuertes sentimientos de arrepentimiento, de si hubiera hecho o no tal o cual cosa… Con una severa crisis existencial… Tengo que tomar Viagra, pues tengo disfunción eréctil… Me siento cansado todo el día, decaído, estoy y me siento obeso, por lo que quiero bajar de peso… Me siento todo el día cansado, irritable, soñoliento y algunas veces deprimido… Tengo hambre todo el tiempo, especialmente antojo de pan y otros carbohidratos… El propósito de mi consulta es bajar de peso y reducir la insulina que me estoy aplicando porque gasto mucho dinero en adquirirla”.

Me informó que recientemente había padecido cáncer, por lo que había sido sometido a quimioterapia y radioterapia, lo cual había debilitado su sistema inmunológico. También mencionó que hace varios años se le había diagnosticado diabetes mellitus tipo II. Para lo cual sus médicos le prescribieron un fármaco hipoglucemiante denominado Metformina y dos inyecciones diarias de insulina, una en la mañana y otra en la noche. Tenía hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia e hipertensión, por lo que se le había prescrito un fármaco reductor del colesterol y otro para controlar la presión arterial. Además tenía mucho sobrepeso por lo cual sus médicos le dijeron que debería bajar de peso, pero nunca le explicaron cómo, y por ello ahora quería someterse a una dieta reductiva.

Sus médicos le dijeron que no había curación para su diabetes ni su hipertensión. Que debería de controlarse de por vida con los medicamentos que le prescribieron. También le dijeron que debería que bajar de peso, pero no le dijeron como hacerlo, solo que debería comer menos y controlar las porciones de sus alimentos.

En mi consultorio se le realizo un respectivo estudio antropométrico, de composición corporal y de marcadores biológicos, se le prescribió una dieta baja en grasas y en carbohidratos (con menos de 30 gramos al día), libre al 100 % de alimentos elaborados con ingredientes refinados. Se le indicó por lo tanto que suprimiera el pan, galletas, cereales, arroz, pastas, tortillas, papa, zanahoria, yuca, y otros tubérculos altos en hidratos de carbono, frutas, jugos de fruta, todo tipo de miel, todo lo que tuviera azúcar, harinas y aceites refinados, así como todo tipo de alimentos industrializados.

Su dieta consistió en un desayuno de huevos frescos y orgánicos a acompañados con verduras preparados con aceite de oliva virgen. Te o café sin azúcar.

 A mediodía, una colación de jícama o pepino, o alguna otra verdura, queso fresco y aguacate o pepino.

Al medio día, como comida principal, una ensalada de vegetales crudos sin aderezos industrializados, con aderezos hechos en casa, un plato fuerte de alguna proteína animal como carne, pollo, pescados o mariscos, todo con la menor cantidad de grasa posible. Agua, te o café sin azúcar.

En la noche podría comer una ensalada con una combinación de verduras crudas y cocidas, con alguna proteína ligera como queso fresco, pollo o algún marisco. O bien, podría sustituir su cena por un batido de proteína aislada y concentrada de suero de leche endulzada con Stevia, con yogur natural sin grasa o con agua.

Como grasa para preparar o acompañar sus alimentos solo se le permitió aceite de oliva extravirgen.


El tratamiento de complementos nutritivos fue el siguiente
PRODUCTO
DOSIFICACIÓN
Ultimate Man 50+ (marca Vitamin Shoppe) *
(Multivitaminas)
3 al día, 1 antes de cada alimento
Vitamina E natural ( de alfa tocoferol) de 400 U. I.
6 al día, 2 antes de cada alimento
Cromium (picolinato de cromo) de 200 mcg
3 al día, 1 antes de cada alimento
Triple Strength Fish Oil (marca GNC ) (Aceite de pescado de aguas fritas destilado libre de PBC y mercurio, con una triple cantidad de EPA y DHA)
3 al día, 1 antes de cada alimento
CoQ-10 200 mg (Coenzima Q-10)
1 al día
Vitamina C natural de 1000 mg acompañada de flavonoides cítricos.
1 al día
Alpha Lipoic Acid (Acido Alfa Lipoico) 200 mg
1 al día
Pycnogenol de 30 mg
3 al día, una antes de cada alimento
Carnosine de 500 mg
1 al día
Vitamina D de 1000 mcg
1 al día
Calcio, magnesio, zinc + vitamina D
3 al día, 1 antes de cada alimento
Pantothenic Acid (Ácido Pantoténico) de 500 mg
1 al día
Super Enzymes (marca Now)
3 al día, 1 después de cada alimento


* Un multivitamínico con todo el complejo B en dosis de 50 mg. De cada una de dichas vitaminas y una mezcla variada de minerales, oligoelementos, enzimas, coenzimas, antioxidantes y algunas plantas medicinales.

Al principio se le indico que continuara tomando sus medicamentos alópatas, pero poco a poco los fue disminuyendo, y luego suprimiendo.

Resultado:
Después de tres meses de tratamiento pudo reducir drásticamente su aplicación de insulina, suprimir la Metformina, y los demás fármacos alópatas que estaba consumiendo. Su glucosa en ayuno y postprandial, su colesterol, sus triglicéridos y su presión arterial disminuyeron drásticamente a rangos casi normales. Si nivel de energía, vitalidad, entusiasmo por la vida se incrementaron notablemente. El decaimiento y la depresión casi desaparecieron. Exceso de peso, su grasa corporal total y su grasa intraabdominal disminuyeron también drásticamente. En 3 meses había bajado 20 libras. Su perímetro abdominal disminuyo 12 centímetros. Actualmente sigue a dieta y en tratamiento. Algunas veces se da el gusto de tomar alguna copa de vino tinto. En general se siente muy bien y rinde mejor en su trabajo.

Como este, tengo varios casos parecidos y muchos otros distintos que también se han abordado con un éxito impresionante.

¿Existen expertos calificados en Chile?
Si, existen varios profesionales de la salud expertos y calificados en el método ortomolecular. Entre varios otros se encuentran los siguientes: la Lic. Sandra Farré Schneider; Lic. Nut. Catalina Crichton; Lic. Nut. María Angélica Benvenuto; Bioquímica Andrea Chicurel; Lic. Nut. Vanessa Mieres Pérez; Lic. Nut. María Fernanda Torres Taropulos; y muchos otros que incluso se graduaron recientemente en un diplomado que impartimos nosotros por medio del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.

¿A nivel mundial cual es la tendencia? Cada vez hay más profesionales de la salud que se están especializando en la nutrición ortomolecular?
En el transcurrir de los últimos 20 años, venciendo obstáculos resistencia y oposición de diverso y poderosos intereses, el paradigma ortomolecular se ha ido abriendo paso creciendo ininterrumpidamente el número de profesionales de la salud convencidos de la eficacia del método ortomolecular. El paradigma ortomolecular se ha ido convirtiendo en un movimiento profesional y académico de grandes magnitudes que abarca prácticamente a todos los países del mundo. Además ahora ya se considera como la primera elección en el tratamiento de diversas enfermedades crónicodegenerativas. La proyección que se puede hacer en este momento es que el método ortomolecular se continúe abriendo paso, sigan creciendo sus adeptos y se aplique cada vez más a la medicina, a la psiquiatría y a la nutrición. El método ortomolecular es y será aún más la verdadera medicina del futuro.

En este momento en Biogenesis Institute de Seattle Washington, tenemos planes para organizar e impartir próximamente algunos cursos y un diplomado para formar expertos en nutrición ortomolecular.

Estamos también estudiando la posibilidad de crear la Federación Internacional de Nutrición Ortomolecular, Asociación Civil (FINO, A.C.), que complementará próximamente a la actual Asociación Hispano Americana de Nutrición Alternativa, Ortomolecular y Antienvejecimiento, Asociación Civil (AHANAOA, A. C.) que se encargará de contribuir a promover y acreditar el método ortomolecular en todo el mundo.

¿Cree que la población mundial está cada día más consciente de la necesidad de prevenir enfermedades, de cuidar su alimentación, de tener una vida más saludable?
Indudablemente: SI, el implacable avance de la incidencia de sobrepeso, obesidad y enfermedades de la civilización (enfermedades crónicodegenerativas) ha colocado al mundo entero al borde de un desastre seminario y de un precipicio financiero.

En este momento la Asamblea Mundial de la Salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y los ministerios de salud de todos los países del mundo, se han dado cuenta, que se debe de cambiar radicalmente el estilo de vida y de alimentación del ser humano, para poder prevenir y abatir con eficacia la incidencia de enfermedades modernas, la muerte prematura y los enormes gastos sanitarios.

“Poderoso señor es don dinero”; y si el padecer y el sufrimiento humano no ha logrado cambiar la filosofía, los criterios y las directrices de alimentación y de atención sanitaria, los enormes gastos que actualmente se utilizan para atender las secuelas de la obesidad, la diabetes, le enfermedad cardiovascular, el cáncer y otras enfermedades crónicas, sí que han puesto en estado de alarma a los organismos sanitarios internacionales, a los gobiernos y a las instituciones sanitarias de los diversos países del mundo.

Así que ahora todo el mundo está ya de acuerdo en que lo más importante es la prevención.
En lo que no hay consenso es en el o los métodos a utilizar. Hay divergencia en cómo trabajar para prevenir las enfermedades, pero, indudablemente el paradigma ortomolecular es contemplado actualmente por muchos como una de las mejores alternativas para trabajar con excelentes resultados en la prevención.

¿Y qué opina de los niños y la incidencia preocupante de la obesidad infantil?
La incidencia de obesidad infantil continuará creciendo en todo el mundo, como ha sucedido principalmente en México y en Estados Unidos, si no se toman medidas adecuadas y drásticas como suprimir al 100 % los “alimentos chatarra”, los alimentos refinados y se educa a los padres de familia y a los hijos para mejorar su estilo de vida y principalmente la alimentación.

¿Quiénes son responsables: los papas, la industria, la falta de educación sobre alimentación y salud, el sedentarismo?
Considero que la mayor responsabilidad recae sobre los gobiernos, siendo estos los encargados de crear las políticas públicas necesarias para educar y proteger al consumidor y a todos los sectores sociales, y las instancias que deben regular la producción de alimentos, prohibiendo la elaboración “productos comestibles artificiales” que parecen alimentos, pero que no lo son, pues carecen de calidad nutricional y de las características básicas que debe tener un alimento natural. Los alimentos artificiales (alimentos chatarra( contienen una enorme cantidad de energía concentrada en forma de azucares, harina y grasas refinadas e industrializadas junto a una muy pobre cantidad de micronutrientes, nutrientes accesorios y fitoquímicos protectores, y la mayoría contienen además aditivos químicos sintéticos, sumamente perjudiciales para la salud humana.

¿Actúa la nutrición ortomolecular a un nivel más estético, es decir, se refleja la salud interior en el cabello, la piel, las uñas…? ¿Puedo retardar mi envejecimiento prematuro?
Desde luego que sí. La buena nutrición se nota pues se debe reflejar en el aspecto físico y estético. Una persona bien nutrida luce bien. Luce radiante, con una personalidad vigorosa y bella presencia. Una persona mal nutrida luce desvitalizada, desgajada, con una presencia física, con una pobre y desagradable personalidad.

La buena y correcta nutrición, o sea una nutrición ortomolecular es capaz de lentificar el ritmo del envejecimiento, evitando los signos de envejecimiento prematuro, puede revertir los marcadores biológicos del envejecimiento, prevenir las enfermedades que se atribuyen al envejecimiento y evitar una senescencia y una muerte prematura. Puede por lo tanto incrementar la expectativa de vida saludable, vigorosa y exitosa.

¿Qué tipo de señales pueden advertirme que debo cambiar mi estilo de vida y hábitos? ¿Por dónde debo empezar a cuidarme? ¿En cuánto tiempo puedo empezar a ver resultados y de qué tipo?
Las enfermedades crónicodegenerativas tienen un tiempo de incubación de entre 20 y 40 años, las alteraciones biológicas y metabólicas subyacentes y comunes a este tipo de enfermedades producto de la civilización industrial, son la mayoría de las veces silenciosas. Sin embargo existen diversas señales de advertencia que nos indican que algo estamos haciendo mal con nuestro cuerpo y que en definitiva algo debemos cambiar.

Las primeras manifestaciones de la mala nutrición (de una nutrición errónea) son la disminución de la vitalidad y del gusto por la vida, la perdida de la alegría, el incremento del diámetro abdominal, de peso, de la grasa corporal, en especial de la grasa abdominal, y de la grasa intraabdominal y hepática.

En una siguiente fase hay dislipidemia, irregularidades de los lípidos en la sangre, de colesterol, lipoproteínas y triglicéridos. Disglicemia, irregularidades de azúcar en la sangre. Subidas y bajadas bruscas de glucosa en la sangre que producen bruzo cambios en el estado de ánimo, cansancio decaimiento y en algunos casos depresión. Progresivamente se incrementa la producción de insulina, seguida por resistencia  a la insulina, luego más producción de insulina y después más resistencia a la insulina, siendo este último fenómeno la causa principal de la obesidad.

Por definición toda persona con un IMC (Índice de Masa Corporal), un perímetro abdominal superior a 80 centímetros en la mujer y 90 centímetros en los hombres, y un porcentaje de grasa corporal superior al 25 % en la mujer y l 18 % en los hombres, es una persona prediabético, propensa a enfermedades cardiovasculares y además está  en un estado de aceleración de su ritmo de envejecimiento.

Este estado prediabético se puede confirmar midiendo las concentraciones  en la sangre de glucosa, hemoglobina glicosilada (A1C), péptido C, proteína C reactiva, colesterol total, lipoproteínas de baja densidad y de muy baja densidad y triglicéridos. También es muy importante la medición y monitoreo de los signos vitales, teniendo presente que una presión arterial tanto sistólica como diastólica ligeramente elevada, es signo de problemas bioquímicos, hormonales y metabólicos, así como de cambios reológicos y patológicos en la sangre.

Todos los datos anteriores nos pueden indicar el grado de hiperinsulinemia, resistencia a la insulina, glicocilación ni enzimática de proteínas y otras anormalidades y alteraciones químicas, enzimáticas y hormonales.

Después de varios años de disglicemias y dislipidemias, puede haber un agotamiento de las glándulas adrenales, caracterizada por el oscurecimiento de ciertas zonas de la piel, y de una dificultad cada vez mayor para controlar la glucosa en la sangre en rangos aceptables lo que puede producir bruscos bajones de azúcar, mareos, agotamiento, angustia, depresión, estado de pánico etcétera.

¿Por último, por favor cuéntenos cómo fue el II Congreso Internacional de Nutrición Integrativa, Ortomolecular y Antienvejecimiento realizado el pasado fin de semana en Chile?
Este fue el segundo congreso mundial organizado por Nutrigestión (de Santiago de Chile), Biogenesis Institute of Seattle Washington, para la Asociación Hispano Americana de Nutriología Alternativa, Ortomolecular y Antienvejecimiento, Asociación Civil (AHANAOA A. C.).
Fue una gran reunión internacional de profesionales de la salud de diversos países de todo el mundo, principalmente de hablar hispana, entre los cuales participaron México, Argentina, Chile, Ecuador, Colombia, Venezuela, Uruguay, Paraguay, Peru, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos y otros, con el fin de compartir conocimientos relativos a la nutrición ortomolecular y la medicina natural. Se impartieron excelentes e ilustrativas conferencias, con fascinantes temas, con los que se actualizaron el nivel y grado de conocimientos de los profesionales de la salud que participaron en el congreso. Se impartieron previamente dos cursos precongreso, uno de medicina natural y otro de nutrición ortomolecular.

Todos los profesores, los conferenciantes y los espectadores, participaron con gran entusiasmo, respeto y cordialidad y con un mismo acuerdo y consenso, que puede resumirse, en una idea filosófica capital: para recuperar la salud es necesario retornar a la naturaleza, volver a trabajar en consenso con la naturaleza, promover la medicina natural y la nutrición ortomolecular.

Las conferencias y cursos impartidos durante el congreso bastaron para cautivar y convencer a los participantes del beneficio, la importancia y el futuro de la nutrición ortomolecular.

Por último se celebró un importante acuerdo anunciado al final de nuestro evento: realizar el próximo congreso dentro de dos años, en la bella ciudad de Arequipa Perú en el año 2015; por otra parte se informó que los siguientes dos congresos después del de Arequipa, serán realizados en México (en la ciudad de México) en el año 2017 y el siguiente en Seattle Washington, Estados Unidos en el año 2019.

Además se anunciaron nuestros planes de organizar e impartir próximamente un curso para formación de expertos en nutrición ortomolecular en la Ciudad de México dentro de uno o dos años, así como un diplomado de nutrición ortomolecular que se impartirá en dos modalidades, una  presencial y la otra a distancia, avalado por la American University of Holistic Healing, del estado de New Jersey en Estados Unidos.

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Executive director
Biogenesis Institute LLC
Seattle Washington

viernes, 9 de mayo de 2014

Internet debe seguir siendo una plataforma abierta y libre

Internet debe seguir siendo una plataforma abierta y libre

Por: Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Habiendose convertido Internet en la principal plataforma y foro de comunicación y expresión de las ideas mas importante del mundo, muchos gobiernos, políticos y funcionarios públicos, se aprestan a imponerle ataduras, controles y limitaciones. Leyes y proyectos de leyes como ACTA, PIPA, DORING (en México), son ejemplos de lo anteriormente dicho.

Habiendo nacido y sido Internet durante muchos años, una plataforma de libre expresión, se encuentra ahora en riesgo de ser sometida a un conjunto de limitaciones, controles y restricciones a gusto de los políticos.

En el contexto de este reiterado intento de gobiernos y funcionarios públicos por “regular Internet”, más de 150 empresas tecnológicas, entre ellas, gigantes como Google, Facebook, Twitter y Amazon, han elaborado una carta a dirigida a los reguladores de telecomunicaciones de Estados Unidos para pedir que se mantenga el principio de neutralidad de la Red, en la gestión del trafico de información.

El documento dirigido al presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, Tom Wheeler y a cuatro comisionados de la agencia, alerta acerca de que su nueva propuesta para discriminar contenidos supone “una grave amenaza a Internet”.

La carta también ha sido firmada por LinkedIn, Microsoft, Reddit, Tumblr, eBay, Dropbox, Yahoo! y Amazon, y en ella se pide que Internet “siga siendo una plataforma abierta para la información y el comercio.


Por otra parte, las empresas Microsoft, Twitter y Google se encuentran apoyando la campaña “The Day We Fight Back”, promovida por organizaciones de derechos civiles y empresas de internet para acabar con el espionaje masivo que realiza la Agencia Nacional de Seguridad de EEUU (NSA).

La empresa de Internet que ha mostrado un apoyo más explícito es Twitter, que a través de su cuenta oficial publico el siguiente tweet: “Hoy estamos orgullosos de apoyar ‘The Day We Fight Back’ para terminar con la vigilancia masiva”.

Google, en cambio, ha recurrido a uno de sus blogs para pedir que el Congreso de los Estados Unidos apruebe la ley denominada “USA Freedom Act”, un proyecto que recoge un conjunto de principios para controlar la intromisión en la privacidad por parte de las agencias de inteligencia gubernamental.

Google reconoce las amenazas muy reales que Estados Unidos y otros países enfrentan, pero creemos firmemente que los programas de vigilancia del gobierno deberían operar bajo un marco legal regulado, delimitado, transparente y sujeto a supervisión”, afirma Susan Molinari, vicepresidenta de Políticas Públicas de Google.

Así también, el vicepresidente de Asuntos Gubernamentales de Microsoft, Frederick S. Humphries Jr., ha mostrado su apoyo a la campaña “The Day We Fight Back” al afirmar que es una llamada de atención a los gobernantes para que reformen la vigilancia gubernamental de Internet.

“Nosotros creemos que una reforma extensa es esencial para nuestros clientes, nuestra empresa y la sociedad en su conjunto. No solo para ayudar a equilibrar lo privado y la seguridad, sino para demostrar que consideramos que sin libertad no tenemos seguridad”, dijo Humphries Jr.

La campaña cuenta también con el apoyo de otras muchas destacadas compañías, como Mozilla, Reddit, Access, Demand Progress, Electronic Frontier Foundation, Fight for the Future, Free Press, The Other 98%, Boing entre otras.

Siendo partidario de la libre expresión de las ideas a través y de la libertad de internet me uno a estas propuestas y las respaldo vehementemente por medio de mis Blogs y foros.

Ver enlaces relacionados:
http://gestion.pe/tecnologia/google-twitter-facebook-unen-fuerzas-defender-neutralidad-red-2096658

http://googlelizados.com/google-apoya-campana-contra-espionaje-de-nsa

http://mundoejecutivoexpress.mx/negocios/2014/05/08/google-twitter-facebook-favor-neutralidad-red

http://googlelizados.com/google-facebook-twitter-neutralidad-internet-36821



Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña