jueves, 5 de enero de 2017

APRENDE A COMER Y VIVIRÁS MEJOR


APRENDE A COMER Y VIVIRÁS MEJOR

NUTRICIÓN, SALUD, VIGOR Y BELLEZA
Existe una estrecha correlación entre nutrición, salud, vigor y belleza; la interdependencia de causa y efecto que los vincula, ha sido plenamente demostrada por la ciencia, tal como lo revela un siglo de constantes investigaciones y hallazgos.

La información existente permite predecir que pronto, la sociedad será beneficiada del acopio de conocimientos nutriológicos, aumentando la extensión y calidad de vida de las personas, optimando el estado de salud, acrecentando el vigor físico y mental, mejorando de forma natural la apariencia personal, y optimizando el desempeño de la actividad humana en todos los campos.

Si estos beneficios no se han generalizado todavía, se debe a que en ciertos sectores gubernamentales y académicos, subsiste una fuerte resistencia a aceptar que algo aparentemente tan simple como una buena nutrición sea el principal instrumento para lograrlo, lo cual deja en segundo termino ciertos productos y tecnologías modernas de alto costo para el consumidor y de jugosos beneficios monetarios para las empresas propietarias de las patentes. No obstante, ante la avasalladora divulgación de conocimientos nutriológicos, se prevé que estos serán pronto del dominio público y todos podrán beneficiarse ampliamente de ellos.

Sin embargo, mientras esto sucede a escala global, tu podrás ya, auxiliarte y beneficiarte de revolucionarios conocimientos que la nutriología te brinda y utilizarlos como una poderosa herramienta para mejorar asombrosamente todos los aspectos de tu vida. La información para lograrlo se encuentra disponible y a través una serie de artículos, por este medio procuraremos ponerlos a tu alcance.

Actualmente una mayoría de personas se alimentan de comida chatarra, se malpasan voluntariamente, son presas de trastornos de la conducta alimentaria (anorexia, ortorexia, bulimia o apetito compulsivo), o simplemente sobreviven con deficiencias nutricionales de orden mínimo (subclínico), lo que les impide desplegar todo su  potencial biológico y mental.

La malnutrición en sus diversas formas y modalidades se ha convertido en gran problema de orden publico que involucra a muchos millones de personas a todo el mundo. Sus resultados se pueden apreciar en el preocupante aumento de la incidencia de obesidad y enfermedades degenerativas asociadas a la mala nutrición, que han convertido en una epidemia a escala mundial.

Nuestro propósito es revertir esa tendencia, animando a que todos los profesionales y técnicos de la salud y la belleza contribuyan a diseminar a gran escala los conocimientos nutricionales para que todo mundo se beneficie de ellos. 

domingo, 1 de enero de 2017

RESTAURACIÓN BIOLÓGICA Y TERAPÉUTICA ORTOMOLECULAR BIOMIMÉSIS EQUILIBRIO DINÁMICO

RESTAURACIÓN BIOLÓGICA Y TERAPÉUTICA ORTOMOLECULAR BIOMIMÉSIS EQUILIBRIO DINÁMICO

Durante los siglos precedentes las actividades agropecuaria, tecnológica, industrial y médica fueron inspiradas en un arquetipo biomimético (biomimético: imitativo de la vida; sistema que imita la vida y la naturaleza, en los sistemas productivos humanos con el fin de hacerlos compatibles con la naturaleza) respetuoso de la biosfera natural, sistema de ecosistemas perfeccionado por millones de años de rodaje y evolución, que sustenta la vida con los elementos presentes en el medio ambiente: biomoléculas, nutrientes, oxígeno, agua y luz, transformables en material informativo, estructural, funcional y energético.

Authors Miguel Leopoldo Alvarado
Last edited: 19-Aug-2009
Original URL: 

RESTAURACIÓN BIOLÓGICA y TERAPÉUTICA ORTOMOLECULAR
Por Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Biomimésis Equilibrio dinámico

Durante los siglos precedentes las actividades agropecuaria, tecnológica, industrial y médica fueron inspiradas en un arquetipo biomimético (biomimético: imitativo de la vida; sistema que imita la vida y la naturaleza, en los sistemas productivos humanos con el fin de hacerlos compatibles con la naturaleza) respetuoso de la biosfera natural, sistema de ecosistemas perfeccionado por millones de años de rodaje y evolución, que sustenta la vida con los elementos presentes en el medio ambiente: biomoléculas, nutrientes, oxígeno, agua y luz, transformables en material informativo, estructural, funcional y energético.

El cuerpo humano, elemento constitutivo del ecosistema, se encuentra formado por billones de micro-ecosistemas celulares integrados por componentes estructurales y mecanismos funcionales armonizadamente engranados y ajustados durante el proceso evolutivo y de adaptación a las condiciones medioambientales y nutricionales del entorno natural; las miles de piezas (biomoléculas) y los complejísimos mecanismos que componen las células, los tejidos y los órganos del cuerpo humano, mantienen una admirable y armoniosa estabilidad dinámica consigo mismos y con el medio ambiente, denominada homeostasis, controlada por sutiles mecanismos de retroalimentación.

El organismo humano y cada una de sus células desarrollaron durante su rodaje evolutivo información y mecanismos naturales de automantenimiento y autoreparación para mantener la vida y la salud, siempre y cuando cuenten con el suministro apropiado y suficiente de las biomoléculas naturales necesarias, en cantidades y proporciones similares a aquellas con las que evolucionó y que se encuentran en los alimentos naturales producidos sin alteraciones genéticas, biológicas o químicas.

El sistema de autoreparación destinado a mantener la salud, funciona eficientemente siempre y cuando además de suministrársele el material plástico, funcional y energético necesario, se conserve libre de excesos, de contaminantes, de sustancias extrañas a la naturaleza, y se mantenga en armonía con el medio ambiente externo. En caso contrario se producirán disturbios químicos que engendrarán enfermedades degenerativas.

El término Biomimésis se usó, en los años noventa en diversas disciplinas de investigación, partiendo de la idea de que la naturaleza, es la única empresa que nunca ha quebrado en unos 4.000 millones de años de rodaje y evolución. Según el biólogo Frederic Vester, este concepto nos proporciona el modelo para el desarrollo de tecnologías sustentables y de alta productividad. La idea de Biomimésis se encuentra estrechamente relacionada con el principio de precaución: para apartarnos de los “modelos” de la naturaleza necesitamos razones mucho más fuertes, y conocimiento mucho más fiable.

Pues bien, este arquetipo biomimético debiera ser el único modelo inspirador de las ciencias de la salud y los alimentos. Sin embargo, bajo el modelo mercantilista global del Nuevo Orden Mundial, dirigido tras bambalinas por la oligarquía dominante, nos encontramos inmersos en pleno desarrollo de un sistema tecnológico-industrial, que pretende suplantar a la evolución, sustituyendo las moléculas, los mecanismos y los sistemas naturales que componen a su vez el ecosistema de la biosfera, por otros creados artificialmente por el hombre para servir a fines exclusivamente mercantiles. El móvil es muy simple: los ordenamientos jurídicos impiden patentar y adquirir derechos legales sobre lo natural, permitiendo en cambio, patentar y adquirir derechos de propiedad sobre los productos artificiales inventados por el ingenio humano. Este modelo de desarrollo pretende desplazar del mercado a todos aquellos productos y servicios de los cuales, los oligopolios dominantes no puedan apropiarse y adquirir derechos para monopolizarlos con fines lucrativos. 

De consolidarse este sistema, solo unas cuantas enormes empresas multinacionales cuyo capital social es mayor que el PIB de algunos países, ostentarán los derechos primarios de todos los productos y servicios susceptibles de ser fabricados y comercializados; otorgarán concesiones y franquicias a miles de pequeñas y medianas empresas, pero estas tendrán que pagar tributo mediante pago de derechos y regalías a las empresas dominantes, creando un nuevo colonialismo y esclavismo económico.

Este modelo mercantilista global pretende controlar todo, incluyendo la alimentación y la salud, mediante el dominio de unas cuantas empresas agroquímicas, alimentarias y farmacéuticas. Se pretende controlar la producción de alimentos, desde la producción agrícola y ganadera, imponiendo exclusividad legal a la utilización de semillas, animales transgénicos, abonos químicos, alimentos industrializados para aves y ganado, hasta la elaboración de comestibles artificiales con ingredientes refinados y aditivos químicos producidos por los oligopolios del ramo, y bajo reglas y normas impuestos por los burócratas y los tecnócratas incrustados en La Comisión del Codex Alimentarius de la O. N. U. (Conferencia del Dr. Matthias Rath, marzo de 1999, Augsburg-Gersthofe).

En un gran negocio basado en la enfermedad a las personas que adquieren enfermedades por la malnutrición y la toxemia originada por los alimentos industrializados y la polución química del agua, el aire y los alimentos, se les evitaría el acceso a sistemas terapéuticos y productos naturales para su recuperación, prohibiendo y catalogando como “charlatanería” a las terapias naturales que emplean dietas, nutrientes, plantas medicinales, hidroterapia e higiene natural como lo ha propuesto en varias ocasiones La Comisión del Codex Alimentarius, según ha denunciado el Dr. Matthias Rath.

La idea es que la gente, solo pueda comer “alimentos artificiales”, y una vez enferma, solo tenga acceso a productos químicos artificiales teóricamente curativos, inventados y producidos por la industria farmacéutica, y prescritos por médicos adeptos al sistema. A todo aquel que disienta, se le catalogará como charlatán, curandero, defraudador, anticuado e inclusive en algunos países como delincuente.

La intención es sustituir todo los productos y métodos terapéuticos naturales, por productos y métodos terapéuticos artificiales, supliendo los procedimientos y las sustancias naturales para el cultivo agrícola, por procedimientos y abonos químicos fabricados con productos excedentes de la industria de armamentos y petroquímica; los alimentos naturales para aves y ganado, por alimentos artificiales que dan origen a animales enfermos, de escaso valor nutritivo y repletos de toxinas; los productos, las costumbres y los métodos ancestrales de preparación culinaria, por comestibles artificiales elaborados con ingredientes altamente concentrados, refinados y repletos de sustancias artificiales sintetizadas por los laboratorios de la industria agroalimentaria; los nutrientes y las biomoléculas naturales presentes en alimentos y plantas medicinales, por sustancias artificiales sintetizadas por los laboratorios de la industria farmacéutica y por supuesto patentadas; las semillas, los vegetales y los animales producto de la naturaleza, por semillas de vegetales y animales genéticamente modificados, creados por la nueva, pujante y lucrativa industria de transgénicos. Pero echemos un vistazo a lo que está ocurriendo con la implementación consecuencia de este sistema:

CONTAMINACIÓN QUÍMICA Y DISRUPTORES ENDOCRINOS
Inevitablemente los seres vivos alteran su entorno en su lucha por sobrevivir. Así ha sido desde que los microorganismos empezaron a cambiar la composición química de la atmósfera de la Tierra hace unos dos mil millones de años.

El comportamiento de los seres humanos, no ha sido diferente, sin embargo durante la mayor parte del tiempo que llevamos pisando el planeta, nuestra repercusión ha sido discreto. La escala de los cambios generados por los humanos en la biosfera ha sido leve en comparación con la de las fuerzas naturales que configuraron el planeta.

Pero, el siglo XX señala una auténtica línea divisoria en la relación entre el ser humano y la Tierra. El poder tremendo y sin precedentes de la ciencia y tecnología, unidos al simple número de personas que viven en el planeta, han transformado la escala de nuestra repercusión desde el ámbito local y regional al global.

Las sustancias químicas sintéticas creadas por el hombre han sido una fuerza fundamental en las alteraciones de los sistemas fundamentales que soportan la vida. Mediante la creación y emisión de miles de millones de kilogramos de sustancias químicas artificiales en el último medio siglo, hemos introducido cambios en gran escala en la atmósfera de la Tierra e incluso en la química de nuestros propios organismos. En los últimos 50 años, las sustancias químicas artificiales han adquirido tal omnipresencia en nuestro medio ambiente y en nuestros organismos, de tal manera que ya no es posible definir una fisiología humana normal, no alterada. No hay un lugar limpio y no contaminado, ni tampoco ningún ser humano que no haya adquirido una carga considerable de sustancias químicas persistentes que actúan como disruptores hormonales. Consuelo Cortés Rodríguez; disruptores hormonales.

La civilización y economía actuales se basan en la utilización de combustibles fósiles y de sustancias químicas sintéticas. Según estimación de la industria química, las sustancias químicas sintéticas cloradas y los productos hechos a partir de ellas constituyen el 45 por ciento del producto nacional bruto mundial.

Nuestra sociedad actual es impensable sin el comercio de sustancias químicas baratas y abundantes que han configurado la agricultura los procesos industriales, las economías y nuestras ciudades. La era química ha creado productos sintéticos como fibras para ropa, polímeros para fabricar todo tipo de envases, utensilios y muebles, también alimentos artificiales que junto con la contaminación enferman al hombre y para sanarlo sustancias químicas sintéticas artificiales catalogadas como fármacos que suprimen síntomas pero que en realidad lo enferman aun más.

Cabe destacar que numerosas sustancias químicas sintéticas denominadas xenoestrógenos o xenobióticos, funcionan como disruptores endocrinos y alteradores hormonales que suplantan a las hormonas naturales, trastornando los procesos normales de reproducción y desarrollo, destacando por su acción sobre el equilibrio en el balance de estrógenos, andrógenos y progesterona.

Se han descrito diferentes grupos de sustancias químicas sintéticas que engañando al los organismos animales y humanos se comportan in vivo como los estrógenos:
1) Plaguicidas organoclorados (DDT, dieldrín, clordecona, endosulfán y toxafeno).
2) PCBs.
3) Agentes tenso-activos.
4) Ftalatos.
5) Monómeros plásticos (poli-carbonato, metacrilato, rexinas epoxi).

Se ha encontrado que el cuerpo de animales y seres humanos confunde las sustancias mencionadas con estrógenos. Cuando se administra DDT a pollos no desarrollan testículos, y no les crece las crestas y las barbas típicas de los gallos. Hasta la fecha, los investigadores han identificado al menos 51 compuestos químicos sintéticos -muchos de ellos ubicuos en el medio ambiente- que trastornan de un modo o de otro el sistema endocrino. Casi todas las discusiones sobre disruptores hormonales se centran en el DDT, los PCBs (líquidos contenidos en transformadores eléctricos) y las dioxinas, pero no necesariamente porque representen el único peligro, o el más grave. Se llevan la atención porque son los únicos que se han estudiado con cierta profundidad.

Estos imitadores artificiales de los estrógenos difieren en aspectos fundamentales de los estrógenos vegetales, ya que nuestro organismo es capaz de descomponer y excretar los imitadores naturales de los estrógenos, pero muchos de los compuestos artificiales resisten los procesos normales de descomposición y se acumulan en el cuerpo, sometiendo a humanos y animales a una exposición de bajo nivel pero de larga duración.

Muchos de los imitadores hormonales artificiales suponen un peligro mayor que los compuestos naturales, porque pueden persistir en el cuerpo durante años, mientras que los estrógenos vegetales se pueden eliminar en un día. Earl Gray del Laboratorio de Investigación de Efectos sobre la Salud del Research Triangle Park (Carolina del Norte) estudia sobre los ratones los efectos de la vinclozolina, un antifúngico que se utiliza para la fruta, y que se ha detectado con frecuencia en alimentos infantiles de consumo habitual en EE.UU.

La vinclozolina trastorna el desarrollo y provoca sus estragos bloqueando los receptores hormonales sin dejar pasar los mensajes de la testosterona, sin estas señales de la testosterona, el desarrollo de los machos se malogra y llegan a ser hermafroditas. Gray y su colaborador William Kelce han observado que el DDE -producto de la descomposición del DDT que más frecuentemente se encuentra en el cuerpo humano- actúa como bloqueador de los andrógenos, también reduce el nivel de hormonas, acelerando su descomposición y eliminación, la escasez puede tener efectos tan perjudiciales como el exceso, ya que el feto en desarrollo es sumamente sensible a los niveles de hormona.

Los investigadores que intentan documentar si los aumentos que se perciben en problemas específicos reflejan tendencias auténticas en la salud humana se ven coartadas por la ausencia de datos médicos fiables. Existen pocos registros de enfermedades para dolencias distintas del cáncer. El signo más espectacular y preocupante de que los disruptores hormonales pueden haberse cobrado ya un precio se encuentra en los informes que indican que la cantidad de espermatozoides de los varones humanos ha caído en picada en el último medio siglo como lo demuestra el estudio danés encabezado por el doctor Niels Skakkebaek.

Los investigadores daneses descubrieron que la cantidad media de espermatozoides masculinos había descendido un 45%, al mismo tiempo, el volumen del semen eyaculado había descendido un 25%, por lo que el descenso real de los espermatozoides equivalía a un 50%. Nuevos estudios realizados en Bélgica, Francia y Escocia revelan una sorprendente correlación inversa entre el año del nacimiento y la salud de los espermatozoides de los hombres. Cuanto más reciente sea la fecha de nacimiento de un hombre, más bajas son las cifras medias de espermatozoides y mayor el número de anormalidades en los espermatozoides.

En el último medio siglo, Skakkebaek ha descrito que los casos de cáncer de testículo y otras anormalidades de la reproducción en los hombres ha aumentado bruscamente. Según los informes británicos, el número de testículos no descendidos en Inglaterra y Gales se duplicó entre 1962 y 1981, y aumentos semejantes se han comunicado en Suecia y Hungría. Los niveles elevados de estrógenos durante las primeras fases de crecimiento de un varón suprimen la secreción de la hormona de los folículos que estimulan la proliferación de células de Sertoli que son las que respaldan un número fijo de espermatozoides.

La exposición prenatal a sustancias químicas imitadoras de hormonas puede estar exacerbando también el problema médico más común que afecta a los varones al envejecer: el crecimiento doloroso de la glándula prostática, que dificulta la excreción de orina, y a menudo requiere intervención quirúrgica. Además en las dos últimas décadas se ha producido un espectacular aumento del cáncer de próstata, que es el cáncer más común en los hombres de los EE.UU. El Instituto Nacional del Cáncer informa de un incremento del 126 por ciento en el cáncer de próstata de 1973 a 1991, tales cifras de incidencia se han ajustado para eliminar el efecto de cambios demográficos como el constante crecimiento de la población de hombres en edad avanzada.

El aumento de los embarazos tubáricos o ectópicos, los abortos y otros problemas de reproducción en las mujeres, pueden tener vinculación con las sustancias químicas disruptoras. Las hijas de madres con acumulación en su cuerpo de DDT y DES sufren entre 3 y 5 veces más embarazos ectópicos que las mujeres no expuestas, entre 1970 y 1987 la tasa de estos embarazos había aumentado un 400 por ciento. El Instituto Nacional de la Salud Infantil y Desarrollo Humano de EE.UU calcula que la endometriosis afecta entre un diez y un veinte por ciento de las mujeres estadounidenses en edad fértil, siendo que a principios del siglo XX era casi inexistente. Antes de 1921 sólo había 20 informes de esta dolencia en la literatura médica mundial.

Después de años de discusión sobre la endometriosis, se ha llegado a concluir que al parecer está relacionada con alguna alteración del sistema inmunitario. Estudios en Alemania han revelado que las mujeres que padecen esta enfermedad tienen niveles más elevados de PCBs y de dioxina, estos compuestos según hemos visto afectan al sistema inmunitario así como a parte del sistema endocrino. Así mismo las mujeres que padecen abortos tienen en su cuerpo niveles de PCBs más altos que las mujeres que cursan embarazos normales.

Pero la tendencia más alarmante con diferencia para las mujeres es la creciente tasa de cáncer de mama, que es el cáncer femenino más común. Como principio general, el riesgo de cáncer de mama está vinculado con la exposición total de la mujer durante toda su vida a los estrógenos. Sólo el 5% de los cánceres de mamas son consecuencia de una propensión genética heredada. Desde 1940, en los albores de la era química, las muertes por cáncer de mama han aumentado constantemente en un 1% anual, en los países industrializados. Este tipo de cáncer es ya la principal causa de muerte de mujeres norteamericanas de entre 40 y 45 años de edad.

A excepción de un número reducido de compuestos, como los PCBs, no sabemos prácticamente nada sobre los peligros que representan para el pensamiento y el comportamiento las miles de sustancias químicas del mercado. En EE.UU se calcula que entre el 5 y 10% de los niños en edad escolar padece de una serie de síntomas relacionados con la hiperactividad y las deficiencias de atención que les impide aprender y prestar atención. La capacidad de los PCBs para causar lesiones cerebrales proviene en parte de la alteración de otro componente del sistema endocrino, las hormonas tiroideas. Estas hormonas estimulan la proliferación de células nerviosas y después guían la liberación ordenada de las células nerviosas a las zonas adecuadas del cerebro. La T4 es la forma de hormona tiroidea que es decisiva para el desarrollo prenatal del cerebro.

Por el momento hay más preguntas que respuestas acerca del impacto de sustancias químicas disruptoras hormonales en los seres vivos. No será posible por el momento determinar una relación definitiva causa-efecto con los contaminantes en el entorno. Nos hallamos ante un dilema habitual e ineludible cuando se intenta evaluar los efectos retrasados de la contaminación ambiental. También nos enfrentamos al problema de no disponer de ningún grupo de control auténtico de individuos no expuestos para efectuar estudios científicos comparativos.

Desordenes nutricionales
Distintas variables pueden originar malnutrición, toxemia y por lo tanto enfermedad degenerativa: cuando un elemento nutrimental se encuentra totalmente ausente en la dieta (malnutrición por carencia: desnutrición); se encuentra presente pero en cantidades insuficientes (malnutrición por insuficiencia: desnutrición); se encuentra presente pero con estructuras y características químicas deformadas distintas a las naturales (malnutrición por antinutrientes: antinutrición; ejemplo: ácidos grasos esenciales de configuración trans-trans en vez de la natural cis-trans); se encuentra presente pero en proporción con otras sustancias distintas a la natural (malnutrición por desequilibrio; ejemplo: desproporción entre calcio y fósforo; un aporte excesivo de fósforo, aunque no es tóxica, produce eliminación de calcio y descalcificación); se encuentra presente, pero en elevadas concentraciones energéticas diferentes a las que se encuentran a los alimentos naturales, excluyendo numerosos nutrientes esenciales y fibras (malnutrición por exceso, overnutrición, ejemplo: azucares, harinas y grasas refinadas); o bien, se introducen al cuerpo a través de los alimentos moléculas sintéticas artificiales que no existen en la naturaleza (malnutrición por intoxicación: es el caso de las numerosas sustancias químicas artificiales utilizadas para estimular la producción de alimentos, protegerlos de microorganismos, insectos y roedores o bien para una vez procesados hacerlos más agradables a los sentidos).

La del homo sapiens es sólo una entre las 400 mil especies de plantas y el millón de variedades de animales sobre la Tierra. Aunque es el más avanzado de los seres vivientes, no se escapa de estar sujeto a las reglas básicas que gobiernan a todos los seres vivos. Así, los humanos, como los miembros de todas las demás especies, tienen que tomar sustancias del exterior para perpetuar su corporalidad y mantener sus funciones fisiológicas. En la civilización moderna, estas sustancias -denominadas alimentos deberán seguir siendo como antaño, las plantas y los animales de la naturaleza.

La tarea a la que nos enfrentamos en el próximo medio siglo es la de rediseño. Es necesario rediseñar los alimentos, los medicamentos, los envases, los detergentes, la agricultura, la industria y las organizaciones institucionales engendradas por la era química. Tenemos que encontrar fórmulas más seguras, mejores, más inteligentes y compatibles con la ecología planetaria para satisfacer necesidades humanas básicas y, en la medida de lo posible deseos humanos.

Nada sin embargo, será más importante para el bienestar y la supervivencia humanos que la sabiduría para apreciar que por grandes que sean nuestros conocimientos, nuestra ignorancia también es inmensa. Debido a esta ignorancia hemos asumido enormes riesgos y hemos jugado inadvertidamente con la supervivencia. Consuelo Cortés Rodríguez; disruptores hormonales.

Ahora debemos trabajar en reconstruir los sistemas celulares dañados, de manera que encajen armoniosamente con la naturaleza, reinsertando los sistemas humanos dentro de los sistemas naturales, para evitar una crisis ecológica de enormes magnitudes. Los sistemas naturales tienen 3.500 millones de años de experiencia en la eficiente creación de sistemas ecológicos sustentables, y necesitamos armonizar la actividad científica y tecnología humana con ellos. Por lo que es necesaria la creación de:
  • Una ecología industrial, remedando los ciclos cerrados de los materiales en la biosfera;
  • Diversos agro-ecosistemas mucho más cercanos a los ecosistemas naturales que la actual agricultura industrial quimizada;
  • Desarrollar una biotecnología ambientalmente compatible, con biomoléculas artificiales donde sea preciso, pero guiándonos por el proceder de la misma naturaleza.
Se trata de imitar la naturaleza no porque sea una “maestra moral”, sino porque funciona. No es que lo natural supere moral o metafísicamente a lo artificial: es que lleva más tiempo de exitoso rodaje.

Es necesario evitar los productos xenobióticos, es decir, aquellos productos químicos u organismos producidos artificialmente que resultan “extraños” para los sistemas naturales. Los estudios más recientes muestran cómo cantidades minúsculas de contaminantes pueden causar con el tiempo efectos desastrosos sobre los sistemas biológicos: lo que hemos aprendido en los años noventa sobre disruptores hormonales invita a extremar la prudencia. En cuanto a los organismos transgénicos, se les dedicará su debida atención en otros artículos.

El arquetipo biomimético que se expresa desde 1991 en la revista Biomimetics, funciona robando ideas a la naturaleza. Su hipótesis básica es que la evolución, a la larga, identifica soluciones óptimas; y por ello los seres vivos alcanzan a menudo una perfección funcional susceptible de estudiarse e imitarse.

La Biomimésis como arquetipo inspirador de la nueva medicina del siglo XXI, Terapéutica Ortomolecular y Restauración Biológica deberá centrar sus esfuerzos en la creación de una estrategia de restauración de los sistemas celulares dentro de los sistemas orgánicos del cuerpo humano, comprendiendo a fondo los principios de funcionamiento de la vida en sus diferentes niveles (y en particular en el nivel eco-sistémico) con el objetivo de reconstruir los sistemas humanos de manera que encajen armoniosamente en los sistemas naturales.

La Medicina Ortomolecular inspirada en el modelo biomimético, postula que para restaurar la salud, prevenir y curar las enfermedades degenerativas es necesario depurar al cuerpo humano de las sustancias químicas artificiales que se han acumulado en sus tejidos y mediante una dieta compuesta por alimentos naturales e integrales y complementos alimenticios proporcionar al organismo los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento, así como mantener el entorno ambiental limpio de contaminantes, de esa manera la mayoría de las enfermedades degenerativas atribuidas al actual modelo de civilización, no se manifestarían. Por tanto, es preciso asegurarse de que el nuevo modelo alimenticio y terapéutico representado por la Terapéutica Ortomolecular y la Estrategia de Restauración Biológica que se está configurando ya, aporte todos los nutrientes en cantidad y proporciones óptimas, como lo propuso Linus Pauling: Sociedad Española de Nutrición Ortomolecular.

BIBLIOGRAFÍA
Matthias Rath M.D. y Linus Pauling PH.D. Solución al rompecabezas de la enfermedad cardiovascular humana: Su principal causa es un déficit de ascorbato que induce el depósito de lipoproteína(a) y fibrinógeno/fibrina en la pared vascular.
Matthias Rath M.D. y Linus Pauling PH.D. La apoproteína (a) es una proteína de adhesión.
Matthias Rath M.D. y Linus Pauling Ph.D. La proteólisis inducida por la plasmina y el papel de la apoproteína(a), la lisina y los análogos sintéticos de la lisina
Consuelo Cortés RODRÍGUEZ. Disruptores hormonales.
WORLDWATCH INSTITUTE. La situación en el mundo 2001. Fundación Hogar del Empleado. Icaria. Barcelona.
THEO COLBORN, JOHN PETERSON MYERS Y DIANNE DUMANOSKI. Nuestro futuro robado. Ecoespaña. Madrid.
CHARLES T. McGEE. Salud, alimentación y medio ambiente. Paidós. Barcelona.
FRANCISCO VARGAS MARCOS y otros. Sanidad Ambiental. Ministerio de Sanidad y Consumo. Madrid.
DIODORA CALVO y otros. Ciencias de la tierra y el medio ambiente. McGraw Hill. Interamericana de España. Madrid

Notas adicionales:
El Dr. Matthias Rath es un famoso médico y científico que ha logrado un revolucionario avance científico para en la prevención y el tratamiento de forma natural de la arteriosclerosis, enfermedad origen del infarto de miocardio y la apoplejía. Por lograr este avance se le concedieron las primeras patentes del mundo sobre la reversión natural de las enfermedades cardiovasculares.

El Dr. Rath discípulo de Linus Pauling es fundador de una nueva corriente medica denominada Medicina Celular, o en palabras de Pauling, Medicina Ortomolecular con una nueva comprensión científica, que establece que enfermedades degenerativas comunes en nuestras sociedades, también denominadas enfermedades de la civilización como el infarto de miocardio, la apoplejía o el cáncer son consecuencia de una carencia de vitaminas, minerales y otros biocatalizadores en los millones de células del cuerpo humano.

Las publicaciones científicas del Matthias Rath han aparecido en la prensa científica más renombrada, como por ejemplo Arteriosclerosis (American Heart Association) y Proceedings of the National Academy of Science (Academia de Ciencias de los Estados Unidos). Su libro Por qué los animales no sufren infarto y los hombres, ha sido traducido a doce idiomas y hasta ahora ha alcanzado un millón de ejemplares vendidos.

El Dr. Rath es el fundador y director del Instituto Internacional de Investigación y Desarrollo, cuya meta es erradicar las enfermedades comunes en nuestra sociedad mediante terapias naturales efectivas orientadas a las causas del problema y sin efectos secundarios.

Los innovadores conocimientos del Dr. Rath han provocado la reacción a escala mundial de la industria farmacéutica, orientada únicamente al tratamiento de los síntomas. Como contraofensiva, la industria farmacéutica trata desde hace años de imponer a la fuerza medidas proteccionistas a través de la ONU, el Parlamento Europeo y los Parlamentos de la mayoría de los países industrializados, cuyo objetivo sería prohibir cualquier información sanitaria vital relativa a las terapias con vitaminas y los medicamentos naturales.

Para más información, visite las páginas:
www.EU-Referendum.org
http://www.eu-referendum.org/espanol/drrath.html

LEE TAMBIÉN ARTÍCULOS RELACIONADOS
PARADIGMA DE LA NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR
QUÍMICA DE LA VIDA
INTRODUCCIÓN A LA NUTRIOLOGÍA
BIOMOLÉCULAS
PARADIGMA ORTOMOLECULAR
ORTOMOLECULAR
RESTAURACIÓN BIOLÓGICA Y TERAPÉUTICA ORTOMOLECULAR
Ácidos Grasos Trans

martes, 6 de diciembre de 2016

Impactantes Problemas con el Maíz Transgénico de Monsanto

Un Análisis Identifica Impactantes Problemas con el Maíz Transgénico de Monsanto

Publicado Por Dr. Mercola | Por el Dr. Mercola
He advertido sobre los potenciales peligros de los alimentos transgénicos o modificados  genéticamente (GM) desde hace muchos años, señalando que estos cultivos pueden tener consecuencias totalmente imprevistas. En los últimos años, se ha demostrado cada vez más que dichas sospechas son correctas.
Una de las últimas piezas de evidencia apoya la sospecha de que los cultivos transgénicos no son de ninguna manera, forma o figura comparables con sus homólogos naturales, en el análisis nutricional se muestra lo diferentes que son.
Las diferencias inherentes son esencialmente implícitas por el hecho de que las semillas de los cultivos transgénicos pueden ser patentadas en primer lugar. Y en muchos sentidos, creo que Monsanto está lentamente intentado patentar a la misma naturaleza, de la misma manera que otros están luchando para mantener los derechos de las patentes para el ADN humano.1
Estas empresas están tratando de patentar "la vida", y probablemente lo harán a menos que sean detenidos por los tribunales. Pero es evidente que los humanos no pueden ser más astutos que la naturaleza.
El último análisis nutricional sobre el maíz transgénico no podría ser más relevante que la recientemente aprobada Ley de Asignaciones Agrícolas (HR9332 ) que incluye una disposición acaloradamente detestada (artículo 735), que pone a Monsanto por encima de la ley. Como lo ha señalado el artículo destacado:3
"Con la reciente aprobación de la Ley de Protección de Monsanto, no hay duda de que las mega-corporaciones como Monsanto serán capaces de ejercer el poder suficiente, superando incluso al gobierno de los Estados Unidos.
La nueva legislación proporciona a Monsanto con una protección legal contra los tribunales federales, desarticulando cualquier revisión pendiente de los peligrosos cultivos transgénicos o modificados genéticamente. Es irónico ver la aprobación de un proyecto de ley en la cara de las emisiones peligrosas continuas de los GM.”
En la actualidad, la única manera de evitar los transgénicos es eliminando los alimentos procesados ​​de su lista de compras, y regresar a los alimentos enteros cultivados según las normas orgánicas.

Un Análisis Descubre que el Maíz Transgénico de Monsanto es Nutricionalmente Inferior y Superior en Toxinas

Un informe dado a MomsAcrossAmerica4 por un empleado de De Dell Seed Company (única compañía Canadienses de semillas de maíz no-transgénico) ofrece un panorama impresionante sobre las diferencias nutricionales entre el maíz transgénico y el no-transgénico. Claramente, el primero NO es el mismo que el último, y por esta hipótesis los cultivos transgénicos fueron aprobados en  primer lugar.
He aquí una pequeña muestra de las diferencias nutricionales encontradas en este análisis nutricional realizado en el 2012:
  • Calcio: El maíz transgénico = 14 ppm/maíz no-transgénico = 6.130 ppm (437 veces más)
  • Magnesio: maíz transgénico = 2 ppm/maíz no-transgénico = 113 ppm (56 veces más)
  • Manganeso: maíz transgénico = 2 ppm/maíz no-transgénico = 14 ppm (7 veces más)
También se encontró que el maíz transgénico contiene 13 ppm de glifosato, en comparación con cero ppm del maíz no-transgénico. Esto es muy importante y vale la pena recordar.
El nivel “seguro” de glifosato determinado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) en los suministros del agua estadounidense es de 0.7 ppm. En Europa, el nivel máximo permitido en el agua es de 0.2 ppm. Se han producido daños en los órganos de animales en niveles tan bajos como 0.1 ppm... en sus 13 ppm, el maíz transgénico contiene más de 18 veces el nivel "seguro" de glifosato establecido por la EPA.
Esto es realmente preocupante si tomamos en cuenta el hecho de que en países como Argentina, el glifosato es culpado por el devastador aumento por defectos de nacimiento, así como el cáncer. La esterilidad y los abortos involuntarios también están aumentando. Esto puede ser debido a su similitud con el DDT, que es bien conocido por causar problemas de reproducción, entre otras cosas.
Otro peligro para la salud asociado con el glifosato es su efecto sobre las bacterias intestinales. No sólo promueve el crecimiento de patógenos más virulentos, también mata las bacterias benéficas  que pueden detectar dichos patógenos - tanto en la tierra como en el intestino de los animales o  seres humanos que ingieren cultivos contaminados.
Es importante entender que el glifosato en realidad se hace sistémico en toda la planta, por lo que no puede ser lavado. Está dentro de la planta. Y una vez que usted lo consume, llega al intestino donde puede causar estragos en su salud, teniendo en cuenta el hecho de que el 80 por ciento de su sistema inmune reside allí y depende de una relación saludable de bacterias buenas y malas.
Un dato preocupante de información adicional es que el maíz transgénico contiene niveles extremadamente altos de formaldehído. Según el Dr. Huber, al menos un estudio encontró que 0.97 ppm de formaldehído ingerido es tóxico para los animales. El maíz transgénico contiene la impresionante cifra de 200 veces esa cantidad. Tal vez no es de extrañar que los animales, cuando tienen la opción, evitan los alimentos transgénicos.

Lo Que Sigue: Manzanas Transgénicas, Utilizan Una Nueva Técnica de Modificación Genética

Además de los llamados cultivos Roundup Ready, los organismos transgénicos que resisten dosis letales de glifosato, existen otros tipos de cultivos transgénicos. Otro igualmente problemático es el cultivo Bt, diseñado de tal manera que contienen una proteína tóxica dentro de la propia planta. Estos fueron creados mediante la inserción de un gen extraño en la planta en cuestión.
Ahora estamos viendo incluso otro tipo de tecnología de ingeniería genética: la interferencia de ARN (RNAi), también conocido como silenciamiento génico postranscripcional (PTGS).
Según la Asociación de Consumidores Orgánicos (OCA por sus siglas en inglés)5 estas manzanas modificadas mediante esta técnica están programadas para ser aprobadas en algún momento de este año por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). La manzana no requerirá de la aprobación de la FDA, la cual se encarga de la alimentación humana y animal. Sólo necesita la aprobación de la USDA, que es responsable de proteger la agricultura de las plagas y de las enfermedades de las plantas.
La nueva manzana transgénica Ártico®, no se pone de color café cuando se parte o se muerde. Para lograr una "ventaja" estética en estas manzanas transgénicas, usted se convierte en un sujeto de prueba de una nueva tecnología de modificación genética no probada. ¿Qué tal?
Según la OCA, las manzanas no orgánicas se encuentran entre los alimentos más cargados de plaguicidas. En un análisis hecho por la Pesticide Action Network de los datos más recientes de la  USDA, las manzanas dieron positivo a 42 pesticidas diferentes, incluyendo dos pesticidas disruptores endocrinos (organofosforados y piretroides). El riesgo adicional de estas pruebas no  probadas con el ARN no es un paso hacia la dirección correcta si deseamos alimentos más seguros y más saludables. La OCA escribe:6
"[A] diferencia del caso de maíz transgénico o salmón, los científicos no están inyectando pesticidas o genes de plantas o animales extraños en los genes de las manzanas para crear la Frankenapple. Mientras que la mayoría de las plantas transgénicas existentes están diseñadas para hacer nuevas proteínas, la Manzana Artic® está diseñada  para producir una forma de información genética llamada: doublé-stranded RNA (dsRNA).
La nueva (dsRNA) altera la manera en que los genes se expresan. El resultado, en el caso de la Manzana Artic®, es una nueva cadena doble de ARN que daña genéticamente la capacidad de producir polifenol oxidasa, una enzima que hace que la manzana sea haga color café al ser expuesta al oxígeno.
¿Sera inofensiva? La industria de la biotecnología, OSF y algunos científicos dicen que sí. Pero otros, como el profesor Jack Heinemann (de la Universidad de Canterbury, Nueva Zelanda), Sarah Agapito-Tenfen (de la Universidad de Santa Catarina en Brasil) y Judy Carman (de la Universidad de Flinders en Australia del Sur), dicen que la manipulación dsRNA no se ha probado, y por lo tanto es  inherentemente riesgosa
La investigación reciente ha demostrado que el ARN de doble cadena puede transferirse desde las plantas a los seres humanos y otros animales a través de alimentos. La industria de biotecnológica siempre ha afirmado que mediante la ingeniería genética el ADN o ARN es destruido por la digestión humana, eliminando el peligro de estos organismos mutantes que dañan los genes humanos o la salud humana. Pero muchos científicos de biotecnología dicen lo contrario. Apuntan a la evidencia de que el ARN manipulado encuentra su camino en nuestro sistema digestivo y torrente sanguíneo, lo que puede dañar o silenciar genes humanos fundamentales”.
La OCA también señala consecuencias indirectas para la salud. El compuesto químico utilizado en el proceso de manipulación del ARN es uno que también combate plagas de las plantas. Entonces, ¿qué podría concebiblemente ocurrir cuando se pone en peligro la capacidad de que la fruta  ahuyente los insectos? Como se ha señalado por OCA, muy probablemente, los productores tendrán que empezar a utilizar más pesticidas—en la fruta que es uno de los productos más fumigados. Al final, todos esos plaguicidas terminan en su cuerpo y, sin duda, evitar la exposición a sustancias tóxicas es importante si desea  proteger su salud.

A Pesar de lo que le Dicen, Los Cultivos Transgénicos no son el Producto 'Más Probado' en el Mundo

Es importante darse cuenta de que los alimentos trangénicos o modificados genéticamente (GM) nunca han sido probados como seguros para el consumo humano durante toda la vida, y mucho menos a través de generaciones. Monsanto y sus defensores afirman que los cultivos transgénicos son "el producto alimenticio más probado en el mundo. Lo que no dicen es que:
    1. La investigación financiada por la industria afecta previsiblemente el resultado del juicio. Esto ha sido verificado por docenas de estudios científicos que comparan la financiación con los resultados del estudio. Cuando la industria patrocina la investigación, está prácticamente garantizado que dará un resultado positivo. Por lo tanto, se deben realizar estudios independientes para replicar y verificar los resultados
    2. El estudio más largo sobre la alimentación animal, financiado por la industria, fue de 90 días, la investigación reciente ha confirmado que es demasiado corto. En el primer estudio independientemente financiado en el mundo, se presentaron problemas de salud masivos durante y después del mes 13, incluyendo daños en los órganos y cáncer
    3. Empresas como Monsanto y Syngenta rara vez permiten el acceso a investigadores independientes para que analicen las semillas, citando a la protección jurídica que estas  semillas tienen bajo las leyes de patentes. Por lo tanto, llevar a cabo una investigación independiente es muy difícil o casi imposible. Si estos científicos obtienen las semillas de un agricultor, lo demandan y lo dejan pudrir en el olvido, ya que una de sus tácticas favoritas es utilizar el sistema legal en su favor. Además, prácticamente toda la investigación académica agrícola es controlada por Monsanto, ya que son los principales partidarios de estos departamentos y ninguno se arriesgara a perder su financiamiento.
    4. No hay control de seguridad. Es decir, una vez que el articulo transgénico en cuestión haya sido aprobado, ni un solo país en el mundo está activamente monitoreando y dándole seguimiento a sus potenciales efectos de su salud.

Experimento Brillante Hecho por Una Estudiante de Middle School

Hablando de la investigación, mientras que no existe ninguna investigación que apoye la seguridad a largo plazo de los transgénicos, los estudios demuestran que los alimentos orgánicos son más seguros que los convencionales en cuanto a la exposición a sustancias tóxicas, y también probablemente mucho más nutritivos.
Hace tres años, la estudiante de Middle Scholl Ria Chhabra creó un proyecto de ciencias para ayudar a resolver un debate entre sus padres, para saber si los alimentos orgánicos tienen o no mérito. Ahora a la edad de 16 años y estudiante de segundo año en Clark High School en Plano, Texas, Ria continua la investigación sobre el efecto de los alimentos orgánicos en las moscas de la fruta y la han premiado con los mejores honores en la competencia nacional de ciencia, además  su trabajo fue publicado recientemente en la respetada revista científica, PloS One.7 Según informó el New York Times:8
"La investigación, titulada Organically Grown Food Provides Health Benefits to Drosophila Melanogaster, registro los efectos de la alimentación orgánica y convencional en la salud de las moscas de la fruta. En casi todas las medidas, incluyendo la fertilidad, la resistencia al estrés y la longevidad, las moscas que se alimentaron de plátanos y papas orgánicas dieron mejores resultados que las que consumieron alimentos producidos convencionalmente.
Si bien los resultados no pueden extrapolarse directamente a la salud humana, la investigación permite otros estudios adicionales sobre los beneficios relativos de los alimentos orgánicos en comparación con los cultivados convencionalmente...
Las diferencias en los resultados entre las moscas alimentados con diferentes dietas podría ser debido a los efectos de los residuos de plaguicidas y fungicidas de los alimentos cultivados convencionalmente. O podría ser que las moscas alimentadas orgánicamente prosperaron debido a un mayor nivel de nutrientes en los productos orgánicos. Una idea interesante plantea la cuestión de que si las plantas cultivadas orgánicamente producen compuestos más naturales para protegerse de las plagas y hongos, y si esos compuestos ofrecen beneficios adicionales de salud en las moscas, animales y seres humanos que consumen alimentos orgánicos”.
A pesar de que el mérito científico de los alimentos orgánicos sigue siendo estudiado y debatido entre los científicos y laicos por igual, el problema se ha resuelto en el hogar Chhabra. De acuerdo con Ria, todos los productos frescos que la familia compra son orgánicos.

Sigamos Luchando para Lograr el Etiquetado de los Alimentos Transgénicos o Genéticamente Modificados

Mientras que la propuesta de California # 37 no fue aprobada en noviembre pasado, por un margen muy estrecho, la lucha por el etiquetado de GMs está lejos de haber terminado. El campo de juego se ha trasladado al estado de Washington, donde la popular iniciativa 522, "The People's Right to Know Genetically Engineered Food Act," requerirá que los alimentos vendidos en los establecimientos comerciales sean etiquetados en caso de contener ingredientes transgénicos. Como se indica en LabelitWA.org:
“La información nutricional y calórica no siempre es requerida en las etiquetas de los alimentos. Pero a partir de 1990 se ha requerido que la mayoría de los consumidores utilice esta información.
El etiquetado del país de origen fue requerido hasta el 2002. El contenido de grasas trans no tenía que ser etiquetado hasta el 2006. Actualmente, todos estos requerimientos de etiquetado son considerados como importantes por los consumidores. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) también dice que debemos saber sobre el etiquetado si el jugo de naranja es de naranjas frescas o de concentrado congelado.
No tiene sentido que los alimentos transgénicos que contiene genes experimentales virales, de bacterias, de insectos, de plantas o de animales, no tengan que ser etiquetados también. Los alimentos transgénicos no tienen que ser probados para su seguridad antes de entrar al mercado. No se hacen estudio en humanos a largo plazo. Las investigaciones que se tienen aumentan las preguntas sobre el impacto en la salud y el medio ambiente. I-522 brinda la transparencia que las personas merecen.
I-522 no aumentará el costo de los alimentos. Simplemente aumenta la información en las etiquetas de los alimentos, las cuales son cambiadas por los fabricantes todo el tiempo. I-522 no impone un costo significativo a nuestro estado. No necesita que el estado vigile el etiquetado. El estado puede elegir si lo hace o no, como una política optativa, pero la I-522 evita el aumento de costos al estado o a los consumidores.”
Recuerde que, como sucede con la CA Prop. 37, ellos necesitan el apoyo de personas como usted para tener éxito. La Prop. 37 falló con un margen muy estrecho, simplemente porque no tuvo los fondos para contrarrestar las masivas campañas publicitarias, creadas por la campaña No a la 37, dirigido por Monsanto y otras compañías de alimentos más importantes. No permitamos que Monsanto y sus aliados confundan y engañen a la gente de Washington y Vermont como lo hicieron en California. Así que por favor, lo invito a que se involucre y ayude en todo lo que pueda, sin importar el estado en el que viva.
  • No importa en qué lugar de los Estados Unidos viva, por favor, done dinero para los esfuerzos del  etiquetado a través del Organic Consumer Fund.
  • Si usted vive en el estado de Washington, por favor firme la petición I-522. También puede ser voluntario para ayudar a recolectar firmas en todo el estado.
  • Para recibir actualizaciones oportunas sobre temas relacionados con esta y otras  iniciativas de etiquetado, por favor únase a la Asociación de Consumidores Orgánicos en Facebook , o sígalos  en Twitter.
  • Hable con los productos y tiendas orgánicos y pídales que apoyen activamente la iniciativa del estado de Washington.

sábado, 3 de diciembre de 2016

Maíz transgénico Bt de Monsanto provoca grave enfermedad intestinal


Comer maíz transgénico Bt de Monsanto provoca grave enfermedad intestinal

AGROMODELO CONTAMINANTE

Tomado de: 

Los médicos de la Universidad de Tanta, Egipto, demostraron que el maíz Bt destruye el recubrimiento celular interno del intestino delgado en animales de experimentación. Esto aporta una prueba contundente más a la inestabilidad genética de los transgénicos y a la urgente necesidad de establecer el principio precautorio sobre su consumo animal y humano.

Sebastián García

Sábado 3 de diciembre

Desde hace mucho tiempo en todo el mundo hay una fuerte sospecha. Los alimentos transgénicos generan problemas de salud por sí mismos, independientemente de su contenido de agroquímicos/tóxicos. Sin embargo hay una carencia relativa de estudios de largo plazo que analicen su inocuidad. La confesión de fe oficial de los estados colonizados por el agronegocio es que no está comprobado el efecto nocivo de los transgénicos sobre la salud, forzando artificialmente un supuesto consenso científico sobre su inocuidad. De esta manera, son las mismas multinacionales del agronegocio las que financian estudios de corto plazo y se amparan en ellos para avalar la liberación del cultivo de transgénicos y su consumo tanto por animales como por humanos.

Sin embargo, muchos trabajos sugieren que los alimentos transgénicos desencadenarían reacciones inmunes, toxicidad hepato-renal en ratas de laboratorio y cambios patológicos en órganos de cerdos. Asimismo, el sistema gastrointestinal se vería afectado seriamente, los animales envejecerían más rápidamente y sus órganos vitales resultarían dañados.

Desde hace muchos años, se conoce el efecto negativo del propio transgén sobre el tracto digestivo de ratas. Las ratas que se alimentaron con papas transgénicas desarrollaron, entre otras afecciones, un crecimiento anormal de la mucosa del estómago lo cual fue publicado por Ewen & Pustzai (1999) en la prestigiosa revista The Lancet.

Para el caso del maíz, Monsanto transformó maíces logrados por técnicas de mejoramiento genético tradicional incorporando genes de la bacteria Bacillus thuringensis. Esta bacteria vive normalmente en el suelo produciendo una potente toxina denominada “endotoxina delta” que mata las larvas de insectos lepidópteros (como la Isoca del maíz) al afectar fuertemente su intestino. Por este motivo, cultivos de B. thuringensis se han usado como insecticidas para el control biológico de insectos desde 1938.

Monsanto (hoy propiedad de la alemana Bayer) incorporó al genoma del maíz los genes Cry, que expresan la endotoxina delta de B. thuringensis, transformando radicalmente su constitución genética.

Fue denominado MON810, uno de los maíces transgénicos más utilizados en el mundo, que comercialmente se lo conoce como Maíz Bt. La liberación de su cultivo fue autorizado para Argentina en 1998 y partir de ese momento cada mamífero que come maíz Bt ingiere grandes cantidades de genes de endotoxinas delta de esta mortal bacteria.

Recientemente, se ha publicado un nuevo estudio experimental de mediano plazo (diseño de caso-control) que documenta graves lesiones en el intestino delgado luego de consumir una dieta con 30% de maíz transgénico Bt. Los autores Ibrahim & Okasha de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tanta, Egipto, describen los daños estructurales muy graves en el intestino delgado a causa del consumo de maíz Bt. Las lesiones van desde inflamación grave con infiltración de glóbulos blancos, producción exagerada de mucus, vacuolización y muerte celular del epitelio intestinal, hasta la erosión del recubrimiento celular interno del intestino delgado, responsable de la absorción de los nutrientes. Este hallazgo es grave porque podría provocar grandes hemorragias en grupos humanos vulnerables.

La delicada situación en la que se encontró el intestino delgado de las ratas que consumieron 30% de su dieta en maíz, se explica por el mecanismo de acción de las endotoxinas de los genes Cry. Las endotoxinas delta abren “poros”, verdaderos agujeros en la membrana de las células del intestino, lo que provoca que literalmente “exploten” las células del intestino de las isocas. Esto es compatible con los hallazgos patológicos que se detallan ya que otros estudios indican que estas endotoxinas son resistentes a la digestión en mamíferos. El maíz Bt expresa las endotoxinas delta en todo el cuerpo de la planta (incluyendo el polen y las semillas) y no solamente en el tallo, por tanto los efectos descriptos pueden deberse tanto por el consumo de endotoxina delta como por una nueva expresión de los transgenes Cry que porta el grano de maíz.

Los resultados de este estudio demuestran que, a pesar de los informes de inocuidad de los transgénicos que las empresas del agronegocio presentan, el maíz Bt provoca cambios patológicos significativos en el intestino delgado a diferentes niveles. Por primera vez se revela que los alarmantes signos inflamatorios y hemorrágicos en el intestino, compatibles con afecciones tales como “enfermedad inflamatoria intestinal” y “enfermedad de Crohn”, son debidos al efecto de maíz transgénico Bt.

Según datos del Centro de Corredores y Agentes de la Bolsa de Cereales, en Argentina, es a partir de la campaña 2003/04, que el uso de maíces transgénicos (Bt) superó la mitad del área implantada (54%). Desglosando este dato por provincia, donde mayor uso se hace de esta tecnología es en Córdoba, con el 81% del área sembrada con transgénicos, seguido por la provincia de Santa Fe (54% del área), Buenos Aires (48%), NOA (43%), La Pampa (41%), Entre Ríos (34%), San Luis (30%) y la región del NEA (27%).


No es equivocado aceptar los diagnósticos de la revista norteamericana Naked Food (Comida al desnudo) que describe “Los alimentos transgénicos que contienen la toxina Bt llegaron por primera vez a los hogares de los Estados Unidos en 1996. Entre los años de 1979 y 1998, el número de personas que padecían la enfermedad de Crohn en los Estados Unidos... fluctuó de 225 por cada 100 000 personas a 300 por cada 100 000 personas”. “En 2000, ese número aumentó a 375… (un 25% en dos años según cálculo propio a partir de estos datos), y ha continuado aumentando desde entonces”.
 
Es así que debemos insistir en plantear una revolución para la producción de alimentos vitales. Inicialmente dar lugar a la inmediata aplicación del principio precautorio sobre el cultivo y consumo de alimentos transgénicos. Además, debemos desarrollar una salida de fondo al promover la producción agroecológica de escala, fortalecer realmente a las organizaciones campesinas, fomentar su desarrollo, y socializar la tenencia de la tierra lo que nos permitiría recuperar la población rural y las chacras mixtas agroecológicas, aumentando el consumo de alimentos sanos, socialmente justos, y ambientalmente sustentables.

viernes, 1 de julio de 2016

Reiniciando mis actividades, compromisos, proyectos y consultas

Estimados familiares, amigos, colegas, alumnos y pacientes, durante dos años, desde junio del 2014 hasta junio del 2016 estuve, un año gravemente enfermo y otro año en proceso de una difícil y lenta recuperación.
Durante esos dos años me sentí completamente incapacitado y obligado a cancelar todas mis actividades, compromisos, proyectos y consultas; en la mayoría de los casos ni siquiera me fue posible dar alguna excusa o explicación debido a lo mal que me encontraba.
Ahora, gracias a Dios, a mi esposa, a mis hijos, a mi demás familia, así como a varios queridos amigos, a los médicos que me atendieron y a los colegas que me aconsejaron y que mucho me ayudaron en todos los aspectos, puedo afirmar con seguridad que ya estoy casi, plenamente recuperado.

Por lo tanto, he decidido anunciar formalmente la reanudación de mis compromisos y actividades a partir de hoy. Progresivamente reiniciare lo que dejé pendiente:
• La comunicación con todos mis contactos (familiares, amigos, colegas, alumnos y pacientes).
• El proyecto de restructuración y expansión de la Asociación Hispano Americana de Nutriología Alternativa, Ortomolecular y Antienvejecimiento, Asociación Civil (AHANAOA A. C.).
• Las actividades y proyectos de Biogenesis Institute, entre otros, la planeación de cursos y diplomados de nutrición ortomolecular
• El proyecto de nuestro congreso Mundial de Nutrición Ortomolecular.
• El proyecto de una Cumbre Mundial de Nutrición Ortomolecular.
• Las consultas de nutrición que ofrezco en Seattle.
• Otros compromisos y actividades profesionales.
Ofrezco disculpas a todos a quienes cancelé nuestros compromisos y citas sin ningún aviso y a quienes próximamente brindaré una más extensa y detallada explicación.
Como hace unas semanas comenté aquí mismo, creo que ha llegado el momento de terminar un doloroso capítulo de mi vida, doblar la hoja, e iniciar uno nuevo, con renovado entusiasmo, con nuevos bríos, y sobre todo con una nueva perspectiva, pues a raíz de mi enfermedad y mi recuperación, mi visión sobre diversos aspectos de la vida ha cambiado radicalmente.
También en cuanto me sea posible, brindaré una más detallada explicación sobre diversos factores que intervinieron en mi sanación y que creo será de gran utilidad para varios de mis colegas y pacientes.
Quiero compartir próximamente una narración sobre como en los momentos más dramáticos y oscuros de mi vida surgió la luz, el amor, la esperanza y el inicio de mi sanación, de una nueva oportunidad y de una nueva vida. También quiero explicar como la vida espiritual, el amor de mis seres queridos y amigos; así como una alimentación sana, un acondicionamiento físico intenso y perseverante, junto con un programa personalizado de nutrición ortomolecular (complementos nutritivos), me ayudaron a mejorar de manera sorprendente.
En la medida de mis posibilidades iré comentando y explicando estos aspectos.
En esta ocasión no quiero terminar sin expresar mi más sincero agradecimiento por sus muestras de afecto, de preocupación y por estar siempre presentes, pendientes de mi, por apoyarme y aconsejarme a:
• Mi querida esposa Carol Alvarado
• Mis hijos Miguel Alvarado y Teresa Alvarado.
• A todos mis queridos familiares entre quienes quiero nombrar especialmente a:
• Los tres Misioneros Franciscanos De La Divina Misericordia: Padre Mario Flores, Fray Rosalio Santana (Fray Chalio), Fray Arturo.
• A mis queridos amigos: Jorge Madrazo Cuellar, Ninfa Quiroz, Victor Diaz, Gladys Coronado, Alex Nieto, Enrique Ramírez, Enrique Tovar Calvillo, Mariela Gutiérrez, Karen Beatriz Gomez, Vicky Torra Vicky Torra Lazaro, Luis Luis A Saga, Victor Manuel Silver Escamilla.
• A mis queridos hermanos: Gustavo Vázquez (Gtvo Vaz), Fátima Alvarado, Azalea Alvarado Saldaña, Marco Alvarado, Guillermo Alvarado, Alejandra Alvarado.
• A mis primos: Andrea Alvarado, Teresita Alvarado Cordova y Ambar Avial, Luis Becerril.
A mis sobrinos: Cristian Martinez Alvarado, Cristian Andres Becerril, Edith Lima, Monica Martinez Alvarado, Elizzabeth Alguin, Adriana Laguna Alvarado, Gio La, Gabriel Villaseñor Noyola, Sandra Noyola, Iliana Martinez Alvarado.
• A mis apreciados colegas y amigos: Lic. Nut. Sandra Farre Schneider, Doctora Norma Pestano, Dr. Joaquín González Aragón, Dr. Leandro Mocha, Dr. Rafael Pamanes, Dr. Raúl González Raul Gonzalez Vazquez, Lic. Nut. María José Molina, Lic. Nut. Viviana Viviant, Dr. Erwin Moller, Dra. Ligia Becerril Arroyo, Dra. Cristina Elisabet Résico, Dra. Angelica De La Torre Rodriguez, Dra. Adriana Lopez Castro, Lic. Nut. Adriana Peyron Pucheu.
Desde luego un reconocimiento muy especial a mi psicóloga y querida amiga Dra. Lorena León que tanto me ayudo a mejorar en el campo sicológico, emocional y espiritual.
Gracias también a mis apreciados compañeros de Luz y Fuerza del Centro y del SME: Lyon Dionicio Calixto, Angel Bustos, Victor Manuel Silver Escamilla, Jose Eduardo Alvarez Garcia, Hector Hernández Aldana, Sergio Grimaldi Papadópulos, Alberto Garay Molet, Joaquín Gloria, Javier Mena Cruz, Toño Cervantes, Edmundo Robert-Jimènez, Ricardo Ochoa Zamorano, Ricardo Astorga de Riquer, Armando Perez Coria, Luis Raul Contreras Marquez, Javier Olivera Resèndiz, Hèctor Màrquez.

Por último, ofrezco disculpas porque durante estos dos años, no respondí numerosos mensajes de diversos asuntos profesionales y pacientes, y también, porque a muchos colegas y amigos nunca les mencione que estaba enfermo y que por tal motivo no podía responderles.