martes, 4 de diciembre de 2012

RESTAURACIÓN BIOLÓGICA 1ª PARTE

RESTAURACIÓN BIOLÓGICA Y TERAPÉUTICA ORTOMOLECULAR 1ª PARTE
Por: Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Como citar este articulo:
Titulo:  RESTAURACIÓN BIOLÓGICA Y TERAPÉUTICA ORTOMOLECULAR 1ª PARTE
Autor: Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Ultima edicion: 01-Enero-2014
Durante el siglo XX prestigiados investigadores como Cleave advirtieron la amenaza que para la salud representan los alimentos industrializados y los estragos que causaría su incorporación a la dieta humana. Pronosticaron la pandemia de sobrepeso, obesidad y enfermedades derivadas de la malnutrición que estamos sufriendo actualmente y que mantienen alarmado a todo el mundo. (Capitán Cirujano T. L. Cleave "Overnutrición: la causa más peligrosa de la enfermedad en los países occidentales").

A pesar de las advertencias, durante mucho tiempo las autoridades sanitarias permanecieron reacias a aceptar que los alimentos artificiales fueran causa común de las enfermedades occidentales y en contrapartida una alimentación natural y saludable fuera el remedio. Se presumía que el avance tecnológico de la medicina moderna con su arsenal de fármacos sintéticos y sofisticados instrumentos, serían los recursos perfectos para mantener la sanidad.

Sin embargo, los sorprendentes descubrimientos científicos acerca de la interrelación entre alimentos, nutrientes, salud y enfermedad que aparecen día a día y las tendencias poblacionales y epidemiológicas que muestran una creciente incidencia y prevalencia de sobrepeso, obesidad y enfermedades crónico-degenerativas con su elevada carga de morbilidad, discapacidad, mortalidad y consumo voraz de presupuestos sanitarios, presionaron a los órganos rectores de las actividades de sanidad, vigilancia, prevención, control e investigación en todo el mundo, a realizar una histórica rectificación de las premisas y criterios de las prácticas sanitarias y a afrontar la eventualidad desde una perspectiva nutriológica, modificando radicalmente sus estrategias.

En 1999 la ASAMBLEA MUNDIAL DE LA SALUD con participación de la OMS, la OPS, la FAO y expertos de los estados miembros, inició una serie discusiones con la finalidad de analizar la situación que guarda la sanidad en el mundo.

Examinando las cifras epidemiológicas más recientes determinaron que: el sobrepeso, la obesidad y los trastornos crónico-degenerativos contribuyen al 60% de las defunciones mundiales y al 43% de la carga mundial de morbilidad; el 79% de defunciones fue producido en los países en desarrollo, donde la mayoría de las personas afectadas tuvieron entre 45 y 65 años de edad; aproximadamente la mitad de esas defunciones fueron atribuibles a enfermedades cardiovasculares; partiendo de las estimaciones actuales, se previó que para el año 2020 el conjunto de estas enfermedades será la causa del 73% de los fallecimientos y del 60% de la carga de morbilidad; actualmente hay más de 150 millones de personas con diabetes y un aumento que se prevé alcanzará los 300 millones para el año 2025; evaluando los factores de riesgo a largo plazo, concluyeron que el patrón de dieta occidental basado en alimentos procesadas se identifica como el factor causal principal de estas enfermedades, independientemente del estilo de vida.

Para hacer frente a este desafío, la 53ª ASAMBLEA MUNDIAL DE LA SALUD (2000), adoptó la resolución WHA53.17 sobre prevención y control de enfermedades no transmisibles, y se pidió a la OMS conceder máxima prioridad al tema. En consecuencia, en la “estrategia mundial de la OMS para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles” se estableció como objetivo prioritario, reducir el grado de exposición a los principales factores de riesgo, destacando el régimen alimentario poco saludable y la inactividad física, que se dijo, deben abordarse de manera integrada.

En la 54ª ASAMBLEA MUNDIAL DE LA SALUD, varios Estados Miembros consideraron que en el contexto de la promoción de la salud, la OMS deberá intensificar su trabajo sobre estrategias mundiales eficaces en favor de la nutrición y de la actividad física, factores fundamentales para prevenir las enfermedades no transmisibles. La Comisión sobre Macroeconomía y Salud de la Asamblea aceptó que muchas enfermedades no transmisibles, como obesidad, afecciones cardiovasculares, diabetes, enfermedades mentales y cáncer, pueden prevenirse y tratarse eficazmente mediante intervenciones relativamente baratas, en particular, acciones relacionadas con régimen alimentario y modo de vida.

En consecuencia, la 55ª ASAMBLEA MUNDIAL DE LA SALUD revisó los resultados de su consulta sobre el papel del régimen alimentario y de la actividad física y acordó tomar medidas y formular una estrategia para una repuesta global. El Consejo Ejecutivo subrayó: hay pruebas fehacientes de que un régimen alimentario poco saludable y una actividad física insuficiente son algunos de los principales factores causales del riesgo de cardiopatía coronaria, accidentes cerebrovasculares, varios tipos de cáncer, diabetes de tipo 2, hipertensión, obesidad, osteoporosis, caries dental y otras afecciones.

Un régimen alimentario saludable y la actividad física reducen el riesgo de enfermedades mortales merced a su influencia en los lípidos sanguíneos, la presión arterial, las trombosis, el peso corporal, la tolerancia a la glucosa, la resistencia a la insulina y otros cambios metabólicos demostrados, por ejemplo en las hormonas esteroides y en los factores de crecimiento. La actividad física también reduce el estrés, la ansiedad y la depresión. El consumo de hortalizas y frutas, la cantidad y la calidad de las grasas ingeridas son los elementos más importantes de un régimen alimentario favorable a la prevención tanto de las enfermedades cardiovasculares como de los cánceres. Mantener un peso normal y una actividad física adecuada durante toda la vida es la manera más eficaz de prevenir la diabetes y muchas otras enfermedades crónicas.

Finalmente, este proceso de consulta, análisis y rectificación con participación de todas las regiones geográficas del mundo, culminará en la formulación de una ESTRATEGIA MUNDIAL SOBRE RÉGIMEN ALIMENTARIO, ACTIVIDAD FÍSICA Y SALUD que en la ASAMBLEA MUNDIAL DE LA SALUD se presentará y estudiará en 2004.

Bajo esta nueva visión aseguran los expertos, la prevención es posible. Ciertos estudios indican que hasta un 80% de casos de cardiopatía coronaria, hasta el 90% de diabetes de tipo 2 y alrededor de un tercio de los cánceres podrían prevenirse comiendo de manera saludable, manteniendo un peso normal y haciendo ejercicio durante toda la vida; y concluyeron que la combinación de múltiples factores dietéticos es más poderosa que la aplicación de medidas simplistas como sería disminuir la ingesta calórica a partir de una reducción de las grasas: “existe una fuerte evidencia de que la tríada formada por un aumento del consumo de ácidos grasos esenciales de configuración cis-cis, una dieta rica en frutas, verduras, cereales integrales y nueces, beneficia mucho más que modificar uno sólo de estos aspectos. Si a este conjunto de medidas se añaden otras como realizar ejercicio físico cotidianamente, evitar el consumo de tabaco y mantener un peso adecuado, se puede prevenir la mayoría de las enfermedades que asolan a las poblaciones occidentales”.

Para alcanzar los objetivos de prevención, la OMS intensificará la colaboración con otras organizaciones y órganos del sistema de Naciones Unidas, como FAO, UNESCO y UNICEF, y con otros asociados, como Banco Mundial, organizaciones internacionales no gubernamentales, asociaciones de profesionales y el sector privado. Se promoverá la colaboración internacional mediante la creación y la coordinación de redes de participación procurando involucrar a bastos sectores sociales.

RESTAURACIÓN BIOLÓGICA Y TERAPÉUTICA ORTOMOLECULAR
El desarrollo socioeconómico y las políticas de sanidad han traído consigo una mayor longevidad para muchas poblaciones, pero paradójicamente al mismo tiempo la dieta moderna tiende a favorecer una alta incidencia y prevalencia de trastornos degenerativos, como consecuencia de ello junto con el sorprendente desarrollo de la investigación nutriológica, presenciamos ahora un radical viraje en el marco conceptual oficial del origen de las enfermedades de la civilización moderna, validando y reconociendo los planteamientos de los pioneros fundadores de la nutrición moderna.

Las recientes conclusiones de la Asamblea Mundial de la Salud fueron anticipadas y formuladas en diversas ocasiones en el siglo XX por renombrados investigadores. Pero tres factores impedían identificar la malnutrición como causa común de un conjunto tan diverso de enfermedades. El primero fue la perspectiva de una medicina basada en fármacos sintéticos; el segundo implica que la individualidad bioquímica ocasiona una respuesta celular-patológica-especifica que en cada persona se puede manifestar con trastornos diferentes. Roger J. Williams. "Individualidad bioquímica: base para el concepto de Genetotropismo, Universidad de Tejas, 1969" ; el tercero radica en que gran parte la enfermedad occidental, que se puede describir como el deterioro de partes del cuerpo que ya no pueden funcionar adecuadamente por insuficiencia nutrimental, tienen períodos de incubación de 20, 30, o aún 40 años, lo que impide reconocer las causas y ligarlas a la malnutrición. T.L.Cleave. "The Saccharine Disease".

Roger J. Williams, Adelle Davis, Catherine Kousmine, Johanna Budding, Linus Pauling, Mathias Rath, Michael Janson, Humphry Osmond, Abraham Hoffer, Morton Walker, T. L. Cleave, Roberto McCarrison, Hugh M. Sinclair, Hugh C. Trowell, Frederick Banting, Seale Harris, Burkitt, Yudkin, Campbell, Minot, Cheraskin, Ringsdorf e innumerables investigadores y divulgadores más, varios de ellos acreedores del Premio Novel, identificaron a la malnutrición modernaocasionada por la degradación químico-nutrimental de los alimentos como causa principal de los trastornos crónico-degenerativos. Explicando como la degradación de nuestros alimentos es originada al despojarlos de numerosos nutrientes y adicionarlos de un sinnúmero de químicos ajenos a su naturaleza, para incrementar su producción, conservación y mejorar sus cualidades organolépticas haciéndolos más agradables a los sentidos, proceso que modifica radicalmente su contenido químico-nutrimental original.

Pero ahora, falta por reconocer otros postulados como la existencia de requerimientos de nutrientes acrecentados por factores genéticos o ambiéntales y el beneficio que puede reportar la utilización de complementos alimenticios en lugar de fármacos químicos.

Dentro de una población aparentemente homogénea, existe una diversidad de individualidades genético-bioquímicas que condiciona necesidades de nutrientes distintas y en algunos miembros de esa población los requerimientos pueden alcanzar cantidades muy superiores a las normales, por lo que al no poder cubrirse con la alimentación por más variada y natural que sea, el individuo se enfermará. Esos segmentos de población con requerimientos acrecentados, aún con una dieta natural, no pueden alcanzar los niveles máximos de salud, tal como lo plantearon Roger Williams, Linus Pauling, Abraham Hoffer y Morton Walker.

Por otra parte ciertas condiciones ambientales como sexo, edad, situación fisiológica, consumo de alimentos artificiales, consumo de medicamentos, actividad física, carga de estrés, infecciones, contaminación ambiental, y radiaciones, incrementan las necesidades de ciertos nutrientes que al no poder cubrirse con una alimentación natural, crean síntomas patológicos y problemas de insuficiencia, como lo plantearonAdelle Davis, Catherine Kousmine y Johana Buding. Para resolver tales insuficiencias nutrimentales es necesario como lo propone la Escuela Norteamericana de Terapéutica Ortomolecular, aumentar la ingestión de determinados nutrientes y/o de Antioxidantes como lo proponen la Escuela Cubana de Restauración Biológica aportados por Complementos Alimenticios

En consecuencia, la cruzada de sanidad mundial que ahora se propone la Asamblea Mundial de la Salud mediante un régimen alimenticio natural deberá, para ser suficientemente eficaz, ser apoyada por una individualizada complementación de nutrientes bajo los postulados de la Terapéutica Ortomolecular y la Restauración Biológica.

RESUMEN
Conformando un consenso universal, ministros, delegados y expertos de sanidad de todo el mundo, han identificado por fin a la degradación nutrimental de la dieta y la malnutrición resultante, como causa de las enfermedades que afligen al mundo entero; configurando un postulado unificado sobre la causa de las enfermedades modernas; estableciendo un nuevo marco conceptual-estratégico para prevenir y combatirlas los bajo una perspectiva nutriológica en busca restaurar la salud y calidad de vida de la población mediante dieta saludable y actividad física.

Se han descrito las distintas dimensiones de la malnutrición moderna: aporte excesivo de energía en forma de sustratos alterados, refinados y dispuestos en concentraciones muy superiores y distintas a las ofrecidas por los alimentos naturales; presencia de numerosas sustancias químicas distintas a las naturales utilizadas como conservadores y aditivos; un acentuado empobrecimiento de todos los micronutrientes en su forma natural (ácidos grasos esenciales, enzimas y coenzimas activas, fibras, antioxidantes, fitonutrientes protectores y otras sustancias orgánicas presentes en los alimentos naturales).

De esta manera la Nutrición y Terapéutica Ortomolecular junto con la Restauración Biológica, se colocan como los métodos Terapéuticos Vanguardistas del Siglo XXI, por lo que es importante retomar sus postulados fundamentales: en vez de tratar las enfermedades con fármacos sintéticos modernos, proporcionar al cuerpo las sustancias orgánicas que necesita de acuerdo a su individualidad determinada genéticamente y modulada por la edad, sexo, situación fisiológica, carga de estrés, actividad física, patrón de alimentación, exposición a contaminantes y radiaciones, tomando en cuenta que las necesidades de nutrientes pueden variar de 1 a 1000 % entre diferentes individuos, como lo demostró Roger Williams.

CONCLUSIÓN
Las enfermedades crónicas influyen mucho en la demanda de servicios de salud en todos los países. El alto costo de los tratamientos, la pérdida de productividad y la mortalidad prematura afectan negativamente a las economías. El problema seguirá empeorando a menos que se adopten medidas urgentes, según cabe deducir de tendencias tales como incremento en el consumo de grasas industrializadas con un alto contenido de ácidos grasos esenciales de configuración cis-trans y de ácidos grasos hidrogenados; sustitución generalizada de alimentos ricos en nutrientes (como las frutas, hortalizas y legumbres) por alimentos hipercalóricos con pocos nutrientes y muchos hidratos de carbono; la comercialización y el consumo a nivel mundial de aperitivos harinas, azucares y grasas refinadas, todo ello en un contexto de menor actividad física.

En el Informe sobre la salud en el mundo 2002, se explica que unos cuantos factores de riesgo importantes causan por sí solos una proporción considerable de todas las defunciones y las enfermedades en la mayoría de los países. En el caso de las enfermedades crónicas, los más importantes son: el sobrepeso y la obesidad, la inactividad física, el bajo consumo de frutas y verduras, el alcohol, el tabaco y diversos efectos biológicos intermedios como son el aumento de la tensión arterial y el incremento del colesterol sérico y de la glucemia.

Los servicios y los profesionales de la salud deberán dar alta prioridad a las intervenciones relacionadas con un régimen alimentario apropiado y una actividad física adecuada porque constituyen un método muy importante y asequible para prevenir las enfermedades.

El gran reto de la sanidad en el siglo XXI está relacionado con la función que cada vez más debe desempeñar la nutrición como un medio de prevenir y combatir las llamadas “enfermedades de la civilización”. Las cirugías no serán tan necesarias. Tendremos una vida mucho más larga y gozaremos de mejor salud. Para lograrlo, los profesionales y técnicos de la salud deberán capacitarse adecuadamente en Terapéutica Ortomolecular y Restauración Biológica.

Para este cometido, nos hemos propuesto escribir para Encuentros Hispanoamericanos bajo la excelente dirección de la Lic. Ana Patricia Huerta una serie de artículos con tópicos de Nutriología, Terapéutica Ortomolecular y Restauración Biológica, que contribuirán a la formación y actualización de los profesionales y técnicos de la salud y la belleza con miras se incorporen a la cruzada mundial para mejorar la salud, calidad de vida y bienestar de la gente.

NOTAS:
  1. El Dr Hugh Carey Trowell (1904) fue quien primero utilizó el término 'enfermedad occidental' para describir un patrón de enfermedades que observó y dedujo son causadas sobretodo por tecnología moderna, que creó un suministro de alimentos artificiales en Gran Bretaña y otros países occidentales cargados de grasas y azúcares, y pobres en fibra y muchos nutrientes que son parte de los alimentos enteros y naturales
  2. En 4 años se duplicó el número de obesos y se cuadruplicó el número personas gravemente obesas en Estados Unidos. Según un sondeo realizado por el gobierno de Estados Unidos con 1.5 millones de adultos entre 1986 y el año 2000, la cifra de personas clasificadas como obesas se duplicó y la de personas gravemente obesas se cuadruplicó en ese periodo de tiempo. Este hallazgo fue publicado enArchives of Internal Medicine y divulgado por la agencia Reuters el 13 de octubre del presente año.
  3. Algunos autores como Cleave, Campbell y Yudkin señalaron una mayor frecuencia de enfermedad coronaria y otras afecciones (saccharine disease) en los países industrializados, circunstancia que se ha asociado con un mayor consumo de azúcar y harinas refinadas. Estudios epidemiológicos evidencian una mayor incidencia de diabetes, obesidad y colelitiasis en las poblaciones que incluyen en su alimentación una tasa elevada de azúcar y harinas refinadas. Rojas E. Carbohidratos. En: Dietética. Principios y aplicaciones. 2 edición. Madrid: Editorial Grupo Aula Médica; 1998:19-27.
© 2014 Copyright. Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña, México.
© 2014 Derechos de autor reservados conforme a la ley a nombre de NutriTips. 
Se autoriza a reproducir sin previo permiso los artículos del Lic. Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña, siempre y cuando se respete la integridad del texto o de los párrafos que se utilicen, y se indique expresa y claramente el autor y la fuente.
Todos los escritos y artículos publicados o reproducidos en este sitio, además, e independientemente de que tengan protección legal por parte de Google, quedan además, amparados y protegidos legalmente por la Publicación Periódica NutriTips y de los certificados señalados a continuación.
Certificado de Licitud de Título No. 8885 expedido por la Comisión Calificadora  de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación el 22 de septiembre de 1995, a nombre de NutriTips y como responsable Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña.  
Certificado de Reserva de Derechos al uso Exclusivo del Título NutriTips (Revista), Contenido (Orientación, información y guía de nutrición, productos naturistas, complementos alimenticios y deportivos) No. 002774/95, expedido el 13 de octubre de 1995, por la Comisión Calificadora  de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaría de Gobernación el 22 de septiembre de 1995, a nombre de NutriTips, como titular Miguel Arturo E. Alvarado Arenas y como responsable Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña. Y refrendada con los mismos datos el 8 de noviembre de 1996.
Certificado de Licitud de Contenido No. 6806 expedido por la Comisión Calificadora  de Publicaciones y Revistas Ilustradas de la Secretaria de Gobernación el 11 de octubre de 1996, a nombre de NutriTips y como responsable Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña.
Publicar un comentario

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña

Directorio Verde de GreenPece Mexico



Es momento de unirnos como mexicanos y rescatar lo bueno de nuestra gente y nuestra tierra. Sí, hay muchas cosas malas en el mundo pero también hay personas haciendo un esfuerzo por recuperar las cosas que nos hacen grandes.

Entre estas cosas maravillosas que tiene nuestro México está la agricultura ecológica y sustentable, esa que cuida nuestros recursos y le da vida digna a las personas que trabajan nuestra tierra. Por eso es importante apoyar a esas personas y empresas que buscan hacer la diferencia. Estar conscientes de que sí tenemos opciones, de que sí hay forma de hacer las cosas de otra manera nos hará tener esperanza de que un planeta sano es posible.

Hoy te invitamos a revisar el Directorio Verde, un trabajo realizado con el esfuerzo de nuestros voluntarios de toda la República Mexicana, que compila aquellos negocios que comprobaron la venta de productos ecológicos y responsables con el planeta. De seguro encuentras un lugar en tu ciudad. Si lo visitas, puedes contarnos cómo fue tu experencia.

Descarga el Directorio Verde

¡Es momento de promover lo bueno!

mexicano.jpg

Seguiremos apostándole a la Comida sana, Tierra sana.

Gracias por leer.