viernes, 11 de enero de 2013

Los estadounidenses tienen el peor estado de salud entre los países desarrollados

Los estadounidenses tienen el peor estado de salud entre los países desarrollados

Por: Miguel Leopoldo Alvarado Saldaña
Una de las causas del mal estado de salud es la comida industrializada
Según los resultados de un análisis comparativo efectuado por la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, el estado de salud de los estadounidenses se ha degradado siendo el mas bajo de entre los países mas desarrollados del mundo.

La Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos advirtió tras realizar un estudio comparativo, que los norteamericanos promedio "fallecen antes" y padecen más problemas de salud que la población de los otros 16 piases mas desarrollados.

Los estadounidenses sufren de un peor estado de salud que los habitantes de otros países ricos, ya que estos mueren mas prematuramente y padecen de una mayor cantidad de enfermedades, pese a que su gasto en salud per cápita es mayor, según el estudio.

Los estadounidenses mueren y sufren en proporciones injustificables, ya que las poblaciones de otros países con altos ingresos viven más tiempo y disfrutan de una mejor salud, afirmó el doctor Steven Woolf, profesor de Medicina en la Universidad de Virginia y presidente del grupo de diez expertos independientes que redactó este informe del Instituto de Medicina estadounidense.

Siendo que los estadounidenses sufren de enfermedades y mueren prematuramente de manera innecesaria, nos preocupa saber cómo fue que durante algunas décadas hemos llegado a este estado, afirmó el médico Steven Woolf quien dirigió el análisis.

En el reporte del trabajo de investigación se indica que la salud de los estadounidenses se encuentra por debajo de la de los australianos, japoneses, canadienses y la mayoría de los ciudadanos de países europeos occidentales; aunque no se menciona el promedio de vida o la incidencia de enfermedades.

Con esta investigación se halló en la población estadounidense que la generación que ahora tiene unos 75 años goza de mejor salud y tiene una mayor esperanza de vida que la generación que en la actualidad tiene unos 50 años.

Wolf agregó que dos características que podrían explicar, en parte, las circunstancias de salud de los estadounidenses son que "están más predispuestos a tener hábitos poco saludables".

"Los resultados de nuestra investigación nos han sorprendido", confesó el doctor Woolf.

Los estadounidenses tienen un inferior grado de salud, aún si el conjunto comparativo se reduce exclusivamente a ciudadanos anglosajones, educados, con altos ingresos, con seguro médico, y que no son obesos ni fuman, acotó Woolf.

Por último, Wolf advirtió que es importante de dejar de acumular información y actuar, pues de lo contrario las siguientes generaciones de estadounidenses podrán sufrir de una salud aún más degradada.

Esta desventaja en el estado de salud se constata en todos los segmentos de edad, desde el nacimiento hasta los 75 años. Incluso los estadounidenses más adinerados, con un nivel de formación superior, ingresos elevados, un modo de vida saludable y que, además, cuentan con un seguro médico, parecen caer más veces enfermos que los habitantes de otras naciones ricas.

Este es el primer ensayo que investiga diferentes enfermedades en todas las edades de la vida en Estados Unidas y las compara después con las de otras 16 naciones consideradas ricas, entre ellas, Australia, Canadá, Japón y numerosos países de Europa occidental.

En el grupo de 16 países investigados, Estados Unidos ocupa el último lugar en nueve aspectos clave de la salud pública.

Se trata de la mortalidad infantil, bajo peso al nacer, heridos, homicidios, embarazos de adolescentes, infecciones de transmisión sexual, enfermos de Sida, muertes ligadas a las drogas, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y pulmonares crónicas, así como las personas discapacitadas.

Por otra parte se encontró un gran número de problemas afecta de una manera desproporcionada a niños y a adolescentes; y también que desde hace varias décadas, Estados Unidos posee la tasa de mortalidad en el nacimiento más elevada de todos los países ricos, así como la proporción más grande de nacimientos prematuros y de muertes de niños antes de los cinco años; por otra parte se encontró que los adolescentes estadounidenses mueren con mayor frecuencia en accidentes de carretera u homicidios.

Casi dos tercios de la diferencia en la esperanza de vida entre Estados Unidos y los otros países ricos es atribuida a muertes antes de los 50 años.

En promedio, los recién nacidos, los niños y los adolescentes en Estados Unidos mueren más y sufren más enfermedades y heridas que los de otros países avanzados, lo cual resulta paradójico, puesto que los gastos en salud por habitante son bastante más elevados en Estados Unidos.

En 2011, Estados Unidos destinó un 17,9% de su PIB, es decir, 8.700 dólares percápita, lo cual es dos veces más que el promedio destinado a este rubro en la Unión Europea (9% del PIB). Francia por ejemplo, dedica a este campo un 11,6% de su PIB.

Finalmente, Estados Unidos cuenta con una tasa de pobreza y de desigualdades sociales relativamente más elevada que la de otras naciones pudientes y, además, se encuentra por detrás en materia de educación juvenil.

Sin embargo, una vez superados los 75 años, la esperanza de vida en Estados Unidos es igualmente más elevada que en los demás países del estudio.

Ultima actualización 4 de junio del 2015
Publicar un comentario en la entrada